744 ¿Puede este tipo de carácter corresponder al servicio a Dios?

1 Cada uno de vosotros, como personas que servís, debéis ser capaces de defender los intereses de la iglesia en todas las cosas que hagáis, en vez de mirar por tus propios intereses. Es inaceptable actuar por separado, donde tú lo minas y él te mina. ¡Las personas que actúan de esta manera no son aptas para servir a Dios! El carácter de este tipo de persona es tan malo; ni una onza de humanidad permanece en ellas. ¡Son cien por ciento Satanás! ¡Son bestias! Incluso ahora cosas como esta todavía ocurren entre vosotros, yendo tan lejos como para atacaros entre vosotros durante la comunicación, buscando pretextos intencionalmente, sonrojándoos todos discutiendo por alguna pequeña cosa, ninguna persona dispuesta a hacerse a un lado, cada persona escondiendo lo que hay dentro de la otra, viendo a la otra parte fijamente y estando en guardia.

2 ¿Puede este tipo de carácter corresponder al servicio a Dios? ¿Puede tal obra como la vuestra dar provisión a los hermanos y hermanas? No sólo eres incapaz de guiar a las personas a un correcto curso de vida, de hecho inyectas tus caracteres corruptos en los hermanos y hermanas. ¿No estás lastimando a los demás? ¡Tu conciencia es tan mala, podrida hasta la médula! No entras a la realidad y no pones la verdad en práctica. ¡Además expones desvergonzadamente tu naturaleza demoniaca a las demás personas, en lo absoluto conoces la vergüenza! Los hermanos y hermanas te han sido confiados pero los llevas al infierno. ¿No eres una persona cuya conciencia se ha podrido? ¡Eres totalmente desvergonzado!

Adaptado de ‘Sirve como lo hicieron los israelitas’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 743 Cómo servir en armonía con la voluntad de Dios

Siguiente : 745 Lo que Dios piensa de los hechos del hombre

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

La relación entre cada una de las tres etapas de la obra de Dios

Desde la obra de Jehová a la de Jesús, y desde la de Jesús a la de la era actual, las tres eras cubren la totalidad de la amplitud de la gestión de Dios, y todas ellas son la obra de un mismo Espíritu. Desde que creó el mundo, Dios siempre ha estado gestionado a la humanidad. Él es el principio y el fin, el primero y el último, y aquel que inicia una era y quien lleva la era a su fin.

Los mandamientos de la nueva era

A vosotros os han dicho que debéis equiparos con las palabras de Dios, que independientemente de lo que haya sido dispuesto para vosotros,...

Cómo conocer a Dios en la tierra

Todos vosotros os alegráis de recibir recompensas delante de Dios y de ser reconocidos por Él. Este es el deseo de toda persona después de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro