87 Canción de apego sincero

1 Hay Uno que es Dios encarnado. Todo lo que Él dice, todo lo que Él hace, es la verdad. Amo Su justicia, Su sabiduría. Verlo, obedecerlo, es realmente una bendición. Su corazón y Su amor me han conquistado. Ahora corro tras Él, ya no busco más. Por dar testimonio de Él, soporto dificultades, pero siento dulzura. Amo a mi amado y le soy fiel.

2 He entregado mi amor a Él, y soy feliz. Entregarlo todo, vivir por Él, es mi vida. Poder amarlo y servirlo es un honor. El deseo de Dios es que proclamemos y testifiquemos de Él. Pienso Sus pensamientos, me preocupo por Sus preocupaciones, soy considerado con Su corazón. Su aprobación, Su satisfacción, es lo único que deseo. Seré un siervo en la casa de Dios y cumpliré con mi deber. Dar testimonio de Dios y darle a Él la gloria es la felicidad verdadera. Su corazón y Su amor me han conquistado. Ahora corro tras Él, ya no busco más. Por dar testimonio de Él, soporto dificultades, pero siento dulzura. Amo a mi amado y le soy fiel.

Anterior: 86 Canto del dulce amor

Siguiente: 88 Tenemos la fortuna de encontrarnos con la venida de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro