146 Juntos contra viento y marea, lealtad hasta la muerte

Viniste del cielo a la tierra, oculto en la carne.

Obras entre los hombres, y has desafiado tormentas durante muchos años.

Recorriendo el arduo camino, has iniciado una nueva era.

Expresas la verdad para juzgar a la humanidad y salvarlos por completo.

Durante muchos años has soportado la adversidad y has sufrido el dolor del rechazo del hombre.

Humilde y oculto, has resistido hasta el día de hoy.


Siento el dolor del juicio, y mi corazón sufre toda la fuerza de su tormento.

Castigado y disciplinado, oscilo entre la vida y la muerte.

Al recordar Tu cuidado, te adoro aún más.

Cuando miro atrás, se me llena el corazón de remordimiento.

Tras tantas pruebas y refinamiento, mi amor por Ti es más puro.

Estaré contigo contra viento y marea; seré leal hasta la muerte.


Muestras Tu compasión y te compadeces de mi debilidad.

Muestras Tu ira, maldiciendo mi desobediencia.

Tu compasión es enorme; Tu enojo, profundo.

Contemplo Tu majestad y valoro Tu sabiduría.

Tras tanta poda y trato, mi amor por Ti es más puro.

Estaré contigo contra viento y marea; seré leal hasta la muerte.


Hablas y obras, concediendo la vida sobre la humanidad.

A través del doloroso refinamiento, mi corrupción se purifica.

He saboreado Tu obra y sentido Tu bondad.

Al recordar la amargura y la dulzura, oscilo entre la pena y el gozo.

Tras tantas dificultades y pruebas, mi amor por Ti es más puro.

Estaré contigo contra viento y marea; seré leal hasta la muerte.


Sacrificarme por Tu voluntad es mi deseo.

Al enfrentar las pruebas, mi determinación permanece firme.

Mi amor por Ti se hace más profundo; encuentro dulzura en el dolor.

Con la compañía de Tus palabras, mi vida se llena de luz.

Tras ser golpeado y destruido tantas veces, mi amor por Ti es más puro.

Estaré contigo contra viento y marea, seré leal hasta la muerte.


Soporto grandes cargas; no quiero demorarlo más.

Mi estatura es muy pequeña, pero igual recibo Tu amor.

Me hago responsable de Tu comisión y mi vida está perfecta.

Cumpliré Tu voluntad y viviré una vida humana verdadera.

Años de viento y marea; el camino de una vida llena de tumultos.

Aunque viva amargura, gozo o muerte, no me quejo.

Durante años de viento y marea, Tu amor ha estado conmigo mientras sigo adelante.

Te seré fiel y moriré sin remordimientos.

Anterior: 145 Contra viento y marea

Siguiente: 147 Canción de apego sincero

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro