145 Ojalá te acompañe contra viento y marea

1 Disfruto de Tus palabras todos los días; he visto, Dios práctico, que eres lo más hermoso. Te has humillado para venir oculto en la carne, expresando verdades para salvar a la humanidad. Caminas cada día entre las iglesias, mientras nos alimentas, nutres y riegas pacientemente. Soportas en silencio el rechazo y la calumnia, eres ejemplo para el hombre a cada momento. Tu liderazgo satisface mi corazón; Tus palabras iluminan el camino que tengo por delante. Sigo de cerca Tus huellas; ojalá te acompañe contra viento y marea.

2 Disfruto de Tus palabras todos los días; he visto, Dios práctico, que eres lo más hermoso. Tu juicio y castigo revelan todo Tu amor. Nos purificas; nos renovamos y nos transformamos, nos conviertes en personas nuevas. Tu justicia y santidad son tan hermosas. Has ocupado mi corazón. Tus palabras nos han completado, y somos de un mismo corazón contigo, nos convertimos en Tus confidentes. Sigo de cerca Tus huellas; ojalá te acompañe contra viento y marea.

3 Disfruto de Tus palabras todos los días; he visto, Dios práctico, que eres lo más hermoso. Pese a haber sufrido enormemente en las tribulaciones y la persecución, Tu amor está con nosotros y Tus palabras nos guían, para que tengamos fe y fuerza y demos testimonio de Ti en las tribulaciones. Siempre te amaremos, te retribuiremos Tu amor; propagaremos la verdad y daremos testimonio de Ti. Durante nuestros años de unión y amor mutuo, nuestro amor se ha vuelto más profundo contra el fuerte viento y la fiera marea. Sigo de cerca Tus huellas; ojalá te acompañe contra viento y marea.

Anterior: 144 Deseo de todo corazón amar a Dios

Siguiente: 146 Juntos contra viento y marea, lealtad hasta la muerte

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

58. Desenmascarar a una falsa líder: un dilema personal

Una vez que hube entendido los principios asociados con ser una persona honesta, comencé a tratar de poner esos principios en práctica. En mis tratos con los demás, conscientemente traté de no ser astuto ni adivinar ni ponerme en guardia. Cuando tuve éxito, me sentí particularmente libre y liberado.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp