144 Deseo de todo corazón amar a Dios

1 A la deriva en el infinito mundo secular, nunca supe qué era la verdad. Hasta que no leí las palabras de Dios Todopoderoso no descubrí el auténtico sentido de la vida. La luz verdadera ha llegado al mundo: Cristo es la verdad, el camino y la vida. Regado y sustentado por las palabras de Dios, he recibido el camino de vida eterna. Al practicarlas y experimentarlas, voy madurando en la vida y mi corazón ama cada vez más la verdad; vivo de acuerdo con Sus declaraciones. Cristo es el Dios práctico; doy gracias y alabo a Dios. Deseo de todo corazón amar a Dios; ¡deseo amarlo! ¡Aleluya!

2 Las palabras de Dios han desenmascarado el verdadero rostro y origen de la profunda corrupción del hombre: los seres humanos son arrogantes, engreídos, egoístas, astutos y carentes de toda conciencia y razón. Quiero alcanzar el amor y la obediencia a Dios, pero siempre soy rebelde y hostil a Él; muchos de mis esfuerzos por Él están viciados y los hago a cambio de las bendiciones del cielo. Ante mi feo y corrupto rostro, me desprecio y tengo remordimientos en mi fuero interno. Deseo aceptar el juicio y la purificación de Dios, despojarme de mi corrupción y amarlo de forma pura. Cristo es mi Amado; es digno del amor eterno del hombre. Deseo de todo corazón amar a Dios; ¡deseo amarlo! ¡Aleluya!

3 Todas las verdades expresadas por Dios me han mostrado la luz de la vida humana. Gracias a las pruebas, el dolor y la refinación he logrado venerar y someterme a Dios. Sus palabras me han purificado y salvado, me han librado de las fuerzas oscuras de Satanás, han transformado mi carácter de vida y por fin puedo ser compatible con Dios. Ha sido al experimentar y practicar las palabras de Dios cuando me he dado cuenta de que la verdad es vida y muy valiosa; ha sido al despojarme de mi corrupción y practicar la verdad cuando he vivido con auténtica semejanza humana. Cristo es el Dios práctico y lo amaré por siempre. Deseo de todo corazón amar a Dios; ¡deseo amarlo! ¡Aleluya!

Anterior: 143 Oh Dios, mi corazón siempre estará unido a Ti

Siguiente: 145 Ojalá te acompañe contra viento y marea

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro