500 Incorporad la obra del Espíritu Santo a vuestra entrada

I

En el transcurso de experimentar

la obra del Espíritu Santo,

gradualmente llegas a conocerle tan bien como a ti.

Y entre las numerosas instancias de sufrimiento extremo,

ganas una relación normal con Dios y crece cada vez más.

Después de mucho refinamiento,

sientes verdadero amor por Dios.

Cuando recibes la obra del Espíritu Santo,

deberías concentrarte en tu entrada a la par,

viendo exactamente la obra del Espíritu Santo,

viendo tu entrada, tratando de que Su obra sea parte,

para poder ser perfeccionado por Él,

para así permitir que la esencia

de la obra del Espíritu Santo

pueda forjarse en ti, forjarse en ti.

II

Debes ver que sufrimiento y castigo no son desalentadores;

lo que es terrible es tener la obra del Espíritu

pero no tu propia entrada.

Cuando Dios haya terminado Su obra,

habrás trabajado para nada.

Aunque hayas experimentado Su obra,

te faltarán dos cosas:

no habrás conocido al Espíritu Santo;

no tendrás tu propia entrada.

Cuando recibes la obra del Espíritu Santo,

deberías concentrarte en tu entrada a la par,

viendo exactamente la obra del Espíritu Santo,

viendo tu entrada, tratando de que Su obra sea parte,

para poder ser perfeccionado por Él,

para así permitir que la esencia

de la obra del Espíritu Santo

pueda forjarse en ti.

III

El esclarecimiento del Espíritu Santo en el hombre

no es para sostener su pasión,

sino para abrirle una vía de entrada,

y que pueda conocer al Espíritu Santo

y así desarrollar reverencia y adoración por Dios, por Dios.

Cuando recibes la obra del Espíritu Santo,

deberías concentrarte en tu entrada a la par,

viendo exactamente la obra del Espíritu Santo,

viendo tu entrada, tratando de que Su obra sea parte,

para poder ser perfeccionado por Él,

para así permitir que la esencia

de la obra del Espíritu Santo

pueda forjarse en ti, forjarse en ti.


Adaptado de ‘Obra y entrada (2)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 499 El Espíritu Santo obra más en los que anhelan ser perfeccionados

Siguiente : 501 Cuando el Espíritu Santo obra en el hombre

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro