502 La obra del Espíritu Santo hace que el hombre progrese de forma activa

El Espíritu Santo usa a las personas

poniendo en juego sus virtudes.

También perfecciona sus fallas, y cambia sus defectos.

Si viertes tu corazón en Dios

y te mantienes en silencio ante Él,

serás apto para ser usado por el Espíritu Santo.

Recibirás iluminación, y tuya será la iluminación.

El Espíritu Santo compensará todos tus defectos.

Cuando el Espíritu Santo esclarece

nunca hace al hombre negativo. Siempre lo hace progresar.

Ya no vive según su debilidad.

No demora su crecimiento vital.

Busca cumplir las intenciones de Dios.

Esto prueba que ha obtenido la presencia del Espíritu Santo.

Cuando des tu corazón a Dios, profundizarás en planos altos.

De tus defectos y faltas, obtendrás más comprensión.

Estarás más dispuesto a buscar las intenciones de Dios.

Activamente entrarás. Así eres alguien correcto.

Cuando estás en calma ante Dios,

la clave para saber si lo satisfaces

y si el Espíritu Santo te alaba es ingresar activamente.

La obra de Dios te permite ingresar de forma positiva,

y dejar las formas negativas tras obtener conocimiento.

Cuando el Espíritu Santo esclarece

nunca hace al hombre negativo. Siempre lo hace progresar.

Ya no vive según su debilidad.

No demora su crecimiento vital.

Busca cumplir las intenciones de Dios.

Esto prueba que ha obtenido la presencia del Espíritu Santo,

la presencia del Espíritu Santo,

la presencia del Espíritu Santo.


Adaptado de ‘Es muy importante establecer una relación adecuada con Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 501 Cuando el Espíritu Santo obra en el hombre

Siguiente: 503 La clave para obedecer a Dios es aceptar la nueva luz

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

86. Mi arrogancia fue curada

A través del sucesivo juicio y castigo de Dios Todopoderoso, mi carácter arrogante fue cambiando gradualmente. Pude convertirme en una persona discreta, pude escuchar pacientemente a los demás hablar, y pude tomar en cuenta las sugerencias de otros. Pude solicitar las opiniones de los hermanos y hermanas sobre algunos temas, y colaborar armoniosamente con ellos.

Introducción

“Las palabras de Dios al universo entero” es la segunda parte de las declaraciones expresadas por Cristo. En esta parte, Cristo usa la...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro