102 Deberíamos estar siempre en silencio ante

Dios Cuando pasamos por pruebas, no debemos ser pasivos. Debemos venir en silencio ante Dios para leer Su palabra, entender Su verdad, solucionar transgresiones y alabar al Dios verdadero con un corazón alegre. Cuando nos enfrentamos al fracaso y al error, debemos buscar la verdad y entender la voluntad de Dios; así tendremos fuerza. Debemos decirle a menudo lo que nos falta, comunicar la verdad de la palabra de Dios una y otra vez. Debemos estar siempre en silencio ante Dios y reflexionar sobre nosotros mismos. Ya no debemos herir Su corazón con nuestra rebeldía ni debemos pensar más en nuestra carne. Debemos leer Su palabra, entender la verdad, vivir como un ser humano. Cuando pasemos por pruebas, debemos dar testimonio para complacerlo. Debemos estar siempre en silencio ante Dios y reflexionar sobre nosotros mismos. Incluso si transgredimos, debemos buscar amar a Dios. Siempre que nos arrepintamos de verdad, seguro que recibiremos Su misericordia. Debemos buscar la verdad y dar testimonio de Dios. Ese es nuestro deber.

Anterior : 101 Me calmo ante Dios

Siguiente : 103 La plegaria del pueblo de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

88. El juicio es la luz

¡Gracias al castigo y al juicio de Dios por salvarme y permitirme renacer! En mi camino futuro de creer en Dios no voy a escatimar ningún esfuerzo en ir tras la verdad, en recibir más castigo y juicio de Dios, y en despojarme por completo de las toxinas de Satanás para lograr la purificación, obtener un verdadero conocimiento de Dios y convertirme en una persona que ama a Dios genuinamente.

Práctica (1)

En el pasado hubo muchas desviaciones e, incluso, absurdos en las formas en las que las personas practicaban. Ellas sencillamente no...

¿Qué es la iglesia de Dios? ¿Qué es una organización religiosa?

En la actualidad, todos los que siguen las palabras actuales de Dios están en la corriente del Espíritu Santo; los que son extraños a las palabras actuales de Dios están fuera de la corriente del Espíritu Santo y a tales personas Dios no las elogia. El servicio que está divorciado de las declaraciones actuales del Espíritu Santo es un servicio que es de la carne y de las concepciones y no puede estar de acuerdo con la voluntad de Dios...

La obra de juicio de Dios en los últimos días es el juicio del gran trono blanco, como se profetizó en el Libro del Apocalipsis

Como ya se dijo antes, el juicio comenzará por la casa de Dios. Este “juicio” se refiere al juicio que Dios hace hoy en aquellos que vienen ante Su trono en los últimos días. Tal vez haya aquellos que creen en imaginaciones sobrenaturales, como aquella de que cuando hayan llegado los últimos días, Dios va a poner una gran mesa en los cielos en la que pondrá un mantel blanco, entonces Dios se sentará sobre un gran trono y todos los hombres se arrodillarán en el suelo.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro