Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

15. Preséntate ante Dios a menudo

I

Toma la oportunidad de sentarte en silencio frente a Dios.

Lee Su palabra, conoce Su verdad,

enmienda los errores y pecados en ti.

Pruebas vienen, acéptalas; saber Su voluntad te fortalecerá.

Cuéntale tus carencias, comparte siempre Su verdad.

Eufórica está tu alma cuando le adoras.

Preséntate ante Dios, no te resistas más.

Cuidar tu carne lo lastima.

Entiende Su palabra, entiende Su verdad.

Preséntate ante Dios a menudo.

¡Vive como hombre santificado!

Cualquier prueba o juicio que venga,

trabajaremos por Su satisfacción.

Preséntate ante Dios.

Preséntate ante Dios y vive Su verdad.

II

Aunque erremos, debemos devolver

el amor de Dios como Él nos ama.

Si cambiamos, Él no guarda una lista de errores.

Sé Su testigo, resonante; esto consolará a Dios.

Nuestro deber es servir a nuestro querido Dios.

Eufórica está tu alma cuando le adoras.

Preséntate ante Dios, no te resistas más.

Cuidar tu carne lo lastima.

Entiende Su palabra, entiende Su verdad.

Preséntate ante Dios a menudo.

¡Vive como hombre santificado!

Cualquier prueba o juicio que venga,

trabajaremos por Su satisfacción.

Preséntate ante Dios.

Preséntate ante Dios y vive Su verdad.

III

¡Vive como hombre santificado!

Cualquier prueba o juicio que venga,

trabajaremos por Su satisfacción.

Preséntate ante Dios.

Preséntate ante Dios y vive Su verdad.

Y vive Su verdad. Y vive Su verdad.

Preséntate ante Dios y vive Su verdad.

Anterior:El reino santo ha aparecido

Siguiente:Te dejo vivir en mi corazón para siempre

También podría gustarte