Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

9 Venid a Sion en alabanza

Velocidad

9 Venid a Sion en alabanza

¡Venid a Sion en alabanza, Sion en alabanza!

¡Venid a Sion en alabanza, en alabanza!

¡Venid a Sion en alabanza! La morada de Dios ha aparecido.

Todos cantan alabanzas a Su santo nombre

que se extiende por doquier.

¡Dios! Eres nuestro Redentor, Cristo de los últimos días,

el Sol brillante que asciende del monte Sion,

el más majestuoso del universo.

¡Dios Todopoderoso! Todos te alabamos, cantamos y bailamos.

El Rey del universo.

I

Has formado a un grupo de vencedores,

has cumplido el plan de gestión de Dios.

¡Todos deben volver a esta montaña, arrodillarse ante Tu trono!

Eres el único y verdadero Dios; eres glorioso y honorable.

¡Toda la gloria, alabanza y autoridad pertenecen a Tu trono!

La fuente de la vida fluye de Tu trono,

regando, alimentando a Tu pueblo,

cambiando nuestras vidas cada día.

Nueva luz nos revela cosas nuevas sobre Dios.

¡Venid a Sion en alabanza! La morada de Dios ha aparecido.

Todos cantan alabanzas a Su santo nombre

que se extiende por doquier.

¡Dios! Eres nuestro Redentor, Cristo de los últimos días,

el Sol brillante que asciende del monte Sion,

el más majestuoso del universo.

¡Dios Todopoderoso! Todos te alabamos, cantamos y bailamos.

El Rey del universo.

II

Confirma al verdadero Dios a través de la experiencia.

Sus palabras aparecen constantemente en la gente adecuada.

¡Somos tan bendecidos!

Cara a cara con Dios a diario, comunícate con Él.

Deja que lo decida todo.

Pon tus pensamientos en Sus palabras.

Nuestros corazones están en paz dentro de Dios.

Su luz la recibimos delante de Dios.

Siempre nos diferencia el bien del mal.

¡Venid a Sion en alabanza! La morada de Dios ha aparecido.

Todos cantan alabanzas a Su santo nombre

que se extiende por doquier.

¡Dios! Eres nuestro Redentor, Cristo de los últimos días,

el Sol brillante que asciende del monte Sion,

el más majestuoso del universo.

¡Dios Todopoderoso! Todos te alabamos, cantamos y bailamos.

El Rey del universo.

III

Las palabras de Dios son la aguja que tira de la hebra.

Las cosas escondidas dentro aparecen una tras otra.

Comunícate con Él, no te demores.

Pensamientos e ideas expuestos delante de Dios.

Viviendo cada instante, experimentando

el juicio ante el trono, el trono de Cristo.

Todavía Satanás usurpa cada parte de nuestros cuerpos.

Para recuperar la autoridad de Dios, Su templo debe ser limpiado.

Para ser poseído enteramente, poseído por Dios,

hay que librar una batalla, una batalla de vida o muerte.

Crucifiquemos a nuestro antiguo yo,

y el Cristo resucitado podrá volver, podrá volver a reinar.

¡Ahora el Espíritu Santo se dirige hacia

nosotros para librar una batalla!

Mientras nos sacrifiquemos y cooperemos con Dios.

Dios siempre hará brillar Su luz para purificarnos por dentro

y reconquistar lo poseído, lo poseído por Satanás

para poder completarnos.

No perdáis tiempo. ¡Vivid, vivid en las palabras de Dios!

Sed edificados con todos los santos, sed traídos a Su reino

y entrad en la gloria, en la gloria con Dios.

¡Venid a Sion en alabanza! La morada de Dios ha aparecido.

Todos cantan alabanzas a Su santo nombre

que se extiende por doquier.

¡Dios! Eres nuestro Redentor, Cristo de los últimos días,

el Sol brillante que asciende del monte Sion,

el más majestuoso del universo.

¡Dios Todopoderoso! Todos te alabamos, cantamos y bailamos.

El Rey del universo.

¡Venid a Sion en alabanza, Sion en alabanza!

¡Venid a Sion en alabanza, en alabanza!

Adaptado de ‘Capítulo 1’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios Todopoderoso se ha sentado en el glorioso trono

Siguiente:Dios ha traído Su gloria al Este