244 Convertirse en un hombre nuevo para reconfortar el corazón de Dios

1 He sido tan profundamente corrompido por Satanás que me vuelvo arrogante respecto a todo. Alardeo en mi obra y mis sermones, creo que soy increíble. ¡Soy demasiado santurrón, demasiado engreído! No tengo semejanza humana. ¡Soy demasiado poca cosa, demasiado despreciable! No hay ni rastro de humanidad. Siempre con un disfraz y fingiendo ser sincero, ¿cómo es posible que no te apenes? Has calado mi corazón, lo que revelaron Tus palabras me avergonzó. Demasiado avergonzado para ver Tu rostro, es difícil expresar mi dolor y tengo roto el corazón. Te he seguido mucho tiempo, pero no me ha importado Tu voluntad. Cuento con letras y doctrinas, pero mi carácter no ha cambiado. Tus palabras lo han dejado todo claro, soy yo el que no ha volcado su corazón en la búsqueda.

2 Al sufrir el juicio y el castigo de Tus palabras, al fin he despertado. Ya no me rebelaré más contra Ti, nunca más me faltará conciencia. Para salvar a la humanidad, te has humillado al convertirte en carne. Soy sucio y bajo, ¿qué honor tengo? Por mi arrogancia, he perdido mi humanidad y mi razón, en realidad no soy digno de ser llamado humano. Tus palabras me han conmovido el corazón, Tus palabras me han despertado. Tu gran amor ha conquistado mi corazón, nunca más buscaré la fama o el beneficio. Sólo pido cumplir con mi deber para devolverte Tu amor. Me gastaré por ti, seré un hombre nuevo para consolar Tu corazón. Practicaré la verdad, viviré de acuerdo con Tus palabras y tomaré la senda de la luz en la vida.

Anterior : 243 La salvación de Dios para el hombre es tan real

Siguiente : 245 Decide ser una persona honesta

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

15. Esta es una persona verdaderamente buena

No sólo los que las personas ordinarias describen como ‘hombre sumiso’ no tienen ningún sentido de justicia, tampoco tienen metas en la vida. Son meramente personas que nunca quieren ofender a nadie, así que, ¿qué valen? Una persona verdaderamente buena es indicio de alguien que ama las cosas positivas, alguien que busca la verdad y anhela la luz, alguien que puede discernir el bien del mal y que tiene las metas correctas en la vida; sólo a esta clase de persona ama Dios.

La Biblia fue compilada por el hombre, no por Dios; la Biblia no puede representar a Dios.

Antes, el pueblo de Israel solo leía el Antiguo Testamento. Es decir, en la Era de la Gracia las personas leían el Antiguo Testamento. El Nuevo solo apareció durante la Era de la Gracia. No existía cuando Jesús obraba; las personas registraron Su obra después de que resucitara y ascendiera. Solo entonces se materializaron los Cuatro Evangelios y, además de estos, las epístolas de Pablo y Pedro, así como el libro de Apocalipsis.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro