235 Arrepentirme y Empezar de Nuevo

¿Por qué no me desperté?

¿Por qué no me desperté?

Puse todo de mí para buscar estatus y prestigio.

Solo me concentré en el trabajo y la prédica,

pero no practiqué ni experimenté las palabras de Dios. Sólo vivía para las recompensas.

Las palabras de Dios me llamaron muchas veces, pero endurecí mi corazón e hice la vista gorda.

Lleno de deseos y exigencias extravagantes,

era tan egoísta y despreciable.

¿cómo podría haber notado las exhortaciones de Dios?

¡Oh Dios! Mis acciones te han herido profundamente.

Estoy demasiado avergonzado para vivir en Tu presencia,

disfrutando de Tu amor, disfrutando de Tu amor.

No puedo soportar recordar las cosas del pasado,

era pura rebeldía y fealdad.

Era arrogante, engreído, desenfrenado y temerario,

daba rienda suelta a mi naturaleza satánica.

Mis transgresiones atormentan mi conciencia, lloro durante mis confesiones,

¿cómo puedo compensar el tiempo que perdí?

Solo gracias al juicio soy capaz de entender

Solo gracias al juicio soy capaz de entender

que era un hipócrita. Muchas veces juré amor eterno,

pero no podía resistir la prueba. Muchas veces me arrepentí y oré,

diciendo que me había convertido en una persona nueva, pero era mentira.

Sin practicar la verdad, quedaría al descubierto.

Al pasar por pruebas rigurosas me arrepentí profundamente,

llegué a detestar mi profunda corrupción y mi falta de humanidad.

Caigo ante Dios, lleno de remordimiento,

empezaré de nuevo para consolar el corazón de Dios.

¡Oh Dios! Mis acciones te han herido profundamente.

Estoy demasiado avergonzado para vivir en Tu presencia,

disfrutando de Tu amor, disfrutando de Tu amor.

No puedo soportar recordar las cosas del pasado,

era pura rebeldía y fealdad.

Era arrogante, engreído, desenfrenado y temerario,

daba rienda suelta a mi naturaleza satánica.

Mis transgresiones atormentan mi conciencia, lloro durante mis confesiones,

¿cómo puedo compensar el tiempo que perdí?

Solo deseo dedicarme completamente a cumplir bien con mi deber.

No puedo soportar decepcionarte de nuevo.

Deseo ponerme en Tus manos,

obedecer Tus arreglos y reglas.

Me decido a practicar la verdad,

aceptar Tu juicio y purificación,

llevar a cabo mi deber para retribuir Tu amor por mí.

Anterior: 234 Convertirse en un hombre nuevo para reconfortar el corazón de Dios

Siguiente: 236 Finalmente estoy viviendo una semejanza humana

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

45. Vivir ante Dios

Tras leer las palabras de Dios, la admonición “cuando tu relación con tus hermanos y hermanas es normal, entonces tus condiciones delante de Dios también son normales” quedó grabada en mi mente de una manera especialmente clara. En mi búsqueda, reflexionaba en profundidad sobre esta afirmación. A través del esclarecimiento del Espíritu Santo, sentí que esta declaración aparentemente sencilla encarnaba en realidad una majestuosidad y un juicio que me atravesó el corazón como una espada.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp