265 Las consecuencias de que la humanidad deje de ser guiada por Dios

Las ciencias sociales y el conocimiento cautivaron al hombre,

se volvieron instrumentos para reinar sobre él.

No dejaron ni un resquicio para que el hombre adorara a Dios.

Dios se hundió en el corazón del hombre.

Un mundo en el corazón del hombre sin lugar para Dios

es oscuro y vacío, sin esperanza.

Los historiadores y científicos llenaron las mentes de los hombres

de teorías en contra de la creación del hombre por Dios.

Cada vez menos gente cree en la creación divina;

cada vez más gente cree en la teoría de la evolución.

Cada vez más gente trata los relatos de la obra de Dios

y Sus palabras en el Antiguo Testamento

como mitos y leyendas, oh, como mitos y leyendas.

La gente se ha vuelto indiferente a la grandeza y la dignidad de Dios,

al principio de que Dios existe y reina sobre todo.

Al hombre no le importa sobrevivir ni el destino de las naciones;

vive en un mundo vacío buscando el placer.

Pocos buscan dónde Dios obra hoy, o se preguntan cómo reina

y dispone el destino de la humanidad,

y dispone el destino de la humanidad.

La civilización no puede cumplir los deseos del hombre.

Muchos sienten que, viviendo en este mundo,

son menos felices que los muertos.

Incluso la gente de países

que en tiempos pasados eran grandes civilizaciones

ahora lamentan este agravio, ahora lamentan este agravio.

Porque sin la guía de Dios,

aunque gobernantes y sociólogos intenten

preservar la civilización, todo es inútil.

Nadie puede llenar el corazón del hombre,

ya que nadie puede ser su vida y ninguna teoría social

puede liberar al hombre de su vacuidad.

Adaptado de ‘Dios preside el destino de toda la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 264 La trascendencia y la grandeza del Todopoderoso

Siguiente: 266 La humanidad necesita que Dios le dé la vida

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Dios mismo, el único VIII

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (II)Seguiremos hablando del último tema que abordamos. ¿Podéis recordar de qué tema hablamos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp