315 La trascendencia y la grandeza del Todopoderoso

I

Todo lo que hay en el mundo cambia rápido

con los pensamientos del Todopoderoso, bajo Su mirada.

Las cosas de las que la humanidad no ha oído hablar

pueden llegar de súbito,

pero lo que el hombre siempre tuvo

se le puede escapar sin darse cuenta.

Nadie puede seguir los pasos del Todopoderoso

ni sentir la trascendencia y la grandeza de Su vida.

Su trascendencia es cómo Él percibe

las cosas que los humanos no pueden sentir, sentir.

El hombre rechaza a Dios, sin embargo Él lo salva.

Esto demuestra la grandeza de Dios.

II

Él conoce el significado de la vida y la muerte,

conoce las reglas de la vida para la humanidad.

Él es la razón de la vida del hombre,

el Redentor que le permite revivir de nuevo.

Él aflige al corazón que es feliz y anima al corazón afligido.

Esto es todo por la obra de Dios.

Esto es todo por el plan de Dios,

todo por la obra de Dios.

Esto es todo por el plan de Dios.

Nadie puede seguir los pasos del Todopoderoso

ni sentir la trascendencia y la grandeza de Su vida.

Su trascendencia es cómo Él percibe

las cosas que los humanos no pueden sentir, sentir.

El hombre rechaza a Dios, sin embargo Él lo salva.

Esto demuestra la grandeza de Dios.

Esto demuestra la grandeza de Dios.


Adaptado de ‘El suspiro del Todopoderoso’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 314 La autoridad de Dios está en todos lados

Siguiente : 316 El espectáculo de la ira de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Dios mismo, el único V

La santidad de Dios (II)Hoy, hermanos y hermanas, cantemos un himno. Encontrad uno que os guste y cantáis habitualmente. (Nos gustaría...

Capítulo 7

Todas las ramas occidentales deberíais oír Mi voz: ¿Me habéis sido fieles en el pasado? ¿Habéis obedecido Mis excelentes palabras de...

2. No estoy capacitado para ver a Cristo

Por medio de esa revelación finalmente entendí que aunque yo quería ver a Cristo, no estaba capacitado para ver a Cristo porque Satanás me ha corrompido muy profundo, soy arrogante y rebelde por naturaleza, no tengo verdad ni amor por la verdad, no entiendo la esencia de Cristo.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro