55 Poneros de pie y bailad por Dios

I

Hemos oído la voz de Dios,

hemos sido elevados ante Él

para asistir al banquete que Él ha preparado.

Comemos, bebemos las palabras de Dios y le oramos;

es tan bueno vivir ante Él.

Creer en el Señor según la religión

oscureció nuestros corazones,

nos faltaba un sendero a seguir.

Ahora leemos las palabras de Dios, compartimos la verdad;

es un alegría tan grande tener la obra del Espíritu Santo.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

II

No estamos atados por ritos religiosos, conocemos la verdad;

nuestros espíritus son liberados.

Todas las palabras que Dios dice son la verdad,

nos muestran el camino en la vida.

Nunca más volveremos a conspirar por nuestro propio bien,

obedeceremos por completo el reinado de Dios.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

III

Hemos recibido el juicio de las palabras de Dios.

Nuestra corrupción ha sido purificada y transformada.

Alabamos a Dios con espíritu y sinceridad,

vivimos como niños inocentes.

Guiados por las palabras de Dios Todopoderoso,

no tememos ningún tipo de adversidad u opresión.

Seguimos a Cristo, fieles hasta el final,

no importa qué obstáculo nos ponga Satanás.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

IV

Seguir a Cristo es la felicidad verdadera

y el sendero se hace cada vez más claro.

Al conocer la justicia y la santidad de Dios,

nuestros corazones quieren alabarlo para siempre.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

V

Qué alegría es tener a Dios con nosotros.

Es glorioso atestiguar a Dios,

nuestras almas son liberadas.

Alabado sea Dios por derrotar a Satanás.

Dios Todopoderoso ha obtenido toda la gloria.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

Anterior : 54 Alaba a Dios Todopoderoso a viva voz

Siguiente : 57 Dios ha culminado Su gran obra

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

22. Dándome cuenta que caminé la senda de los fariseos

No estaba practicando la verdad de buena gana y no estaba siendo considerada con la voluntad de Dios, porque “todo fue por causa de la obra y no se llevó a cabo en medio de su búsqueda de un cambio”. ¿Cómo podría tal servicio posiblemente satisfacer la voluntad de Dios?

Dios mismo, el único I

La autoridad de Dios (I)Mis últimas y diversas comunicaciones trataron de la obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo. Después de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro