35 Poneros de pie y bailad por Dios

 

Hemos oído la voz de Dios,

hemos sido elevados ante Él para asistir al banquete que Él ha preparado.

Comemos, bebemos las palabras de Dios y le oramos;

es tan bueno vivir ante Él.

Creer en el Señor según la religión

oscureció nuestros corazones, nos faltaba un sendero a seguir.

Ahora leemos las palabras de Dios, compartimos la verdad;

es una alegría tan grande tener la obra del Espíritu Santo.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

No estamos atados por ritos religiosos,

conocemos la verdad; nuestros espíritus son liberados.

Todas las palabras que Dios dice son la verdad,

nos muestran el camino en la vida.

No pensaremos en nuestros futuro y destino.

Estamos dispuestos a obedecer el reinado de Dios.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

Hemos recibido el juicio de las palabras de Dios.

Nuestra corrupción ha sido purificada y transformada.

Alabamos a Dios con espíritu y sinceridad,

vivimos como niños inocentes.

Guiados por las palabras de Dios Todopoderoso,

no tememos ningún tipo de adversidad u opresión.

Seguimos a Cristo, fieles hasta el final,

no importa qué obstáculo nos ponga Satanás.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

Nuestro corazón se siente dulce cuando ponemos en práctica las palabras de Dios,

y el sendero se hace cada vez más claro.

Al ver la justicia y la santidad de Dios,

nuestros corazones quieren alabarlo para siempre.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

Qué alegría es tener a Dios con nosotros.

Es glorioso atestiguar a Dios, nuestras almas son liberadas.

Alabado sea Dios por derrotar a Satanás.

Dios Todopoderoso ha obtenido toda la gloria.

Hermanos y hermanos, ¡poneros de pie y bailad!

¡Bailad nuevas danzas para alabar a Dios!

Anterior: 34 Bailamos alrededor del trono

Siguiente: 36 Alaba a Dios Todopoderoso a viva voz

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro