245 Dios espera que las personas no se conviertan en fariseos

Hermanos y hermanas,

que buscan la aparición de Dios,

Dios espera que ustedes nunca repitan

la tragedia de la historia.

No se conviertan en fariseos de hoy,

no claven a Dios en la cruz otra vez.

Deberían considerar cómo dar la bienvenida a Dios,

deberían tener muy claro cómo someterse a la verdad.

Es la responsabilidad de todo aquel que está esperando,

esperando que Jesús vuelva montado en una nube.

No se conviertan en fariseos de hoy,

no crucifiquen a Dios otra vez.

No se conviertan en fariseos de hoy.

Deberíamos limpiar nuestros ojos espirituales,

para tenerlos despejados,

y no quedar atascados en fantasías e ilusiones.

Pensemos en la obra de Dios,

pensemos en Su aspecto práctico.

No se pierdan en sueños, tampoco se dejen arrastrar.

No se conviertan en fariseos de hoy,

no crucifiquen a Dios otra vez.

No se conviertan en fariseos de hoy.

No pierdan el tiempo esperando

que Jesús llegue en una nube

y descienda repentinamente,

para llevarse a los que nunca lo han conocido

y que no saben cómo hacer Su voluntad.

¡Eso sí es una ilusión!

Es mejor que inviertan el tiempo

pensando en temas más prácticos.

No se conviertan en fariseos de hoy,

no crucifiquen a Dios otra vez.

No se conviertan en fariseos de hoy.

Adaptado de ‘Prefacio’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 244 Desafiar a Dios solo puede terminar en castigo

Siguiente: 246 Dios desea que más gente obtenga Su salvación

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro