291 Dios exalta a los descendientes de Moab

I

Ahora estás siendo juzgado por Dios,

al final, ¿cuánto entenderás?

Aunque tu estatus no es alto, tú dirás,

que has disfrutado Su elevación.

Nacido inferior, no tenías prestigio.

Y el estatus recibido, es por la elevación de Dios.

Es lo que Él te ha otorgado a ti.

Hoy puedes recibir Su entrenamiento y juicio,

castigo, quema, purificación.

Es un signo del gran amor de Dios,

y mucho más de Su elevación.

II

Nadie fue perfeccionado por las palabras de Dios,

nadie obtuvo Su quema, purificante.

Él habla para limpiarte y mostrar tu rebelión.

Y en verdad esta es Su elevación.

Ya sean hijos de David o de Moab,

fueron creados con poco para presumir.

Como Sus criaturas, cumplid vuestro deber para Él.

Y de vosotros no se exige nada más.

Hoy puedes recibir Su entrenamiento y juicio,

castigo, quema, purificación.

Es un signo del gran amor de Dios,

y mucho más de Su elevación.

Hoy puedes recibir Su entrenamiento y juicio,

castigo, quema, purificación.

Es un signo del gran amor de Dios,

y mucho más de Su elevación.


Adaptado de ‘¿Por qué no estás dispuesto a ser un contraste?’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 290 ¿El odio de las eras ha sido olvidado?

Siguiente : 292 ¿Quién puede cuidar de la voluntad de Dios?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro