912 Nadie puede reemplazar la autoridad de Dios

Antes de que el hombre existiera en el mundo,

Dios usó Su poder para crearlo todo.

Con Su forma única, creó un lugar para el hombre,

porque pronto le daría Su aliento.

Su autoridad se manifestó en todas las criaturas,

en los grandes mares, los cielos, la luz y la tierra,

en los animales y aves, microbios e insectos.

Cuando Dios, cuando Dios comenzó Su creación,

Su poder comenzó a revelarse.

Dios usó Su palabra para crear y mantener todas las cosas.

Sí, esta es Su autoridad, que es única.

Cada ser recibió la vida y se multiplicó

para vivir bajo el reinado de Dios debido a Su palabra.

Su poder da vida a todo lo quieto

para que no desaparezca,

permite a los seres vivos multiplicarse

y transmitir las leyes de supervivencia.

Cuando Dios, cuando Dios comenzó Su creación,

Su poder comenzó a revelarse.

Dios usó Su palabra para crear y mantener todas las cosas.

Sí, esta es Su autoridad, que es única.

El poder de Dios no está fijo a normas,

ni a visiones grandes o pequeñas.

Él dirige el universo y reina sobre la vida y la muerte.

Dios mueve a todo para servirlo,

rige sobre el agua y las montañas,

reina sobre todo lo que hay en ellos,

y satisface a Su creación.

Esto muestra Su autoridad única

sobre el hombre y todo lo demás.

No por el lapso de una vida. Nunca cesará.

Nadie puede cambiarla o dañarla, reducirla o aumentarla.

Nadie reemplaza la identidad del Creador.

Cuando Dios, cuando Dios comenzó Su creación,

Su poder comenzó a revelarse.

Dios usó Su palabra para crear y mantener todas las cosas.

Sí, esta es Su autoridad, que es única.

Adaptado de ‘Dios mismo, el único I’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 911 La autoridad del Creador es inmutable

Siguiente: 913 Nadie puede comprender la autoridad y el poder de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

2. En medio de la prueba de la muerte

Por medio de esa revelación finalmente entendí que aunque yo quería ver a Cristo, no estaba capacitado para ver a Cristo porque Satanás me ha corrompido muy profundo, soy arrogante y rebelde por naturaleza, no tengo verdad ni amor por la verdad, no entiendo la esencia de Cristo.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp