393 Sigue la senda por la que te guía el Espíritu Santo en tu fe

Han caminado una parte de la senda de un creyente,

están lejos del camino correcto y de lo que les pide Dios.

No están a la altura que Dios exige.

Tienen bajos calibres y naturalezas corruptas.

Tratan sin cuidado la obra de Dios.

Son sus defectos y faltas más graves.

La senda del Espíritu lleva a un más claro

entendimiento de Su palabra, sin confusiones.

Para esto, hay que obrar en armonía con Dios,

encontrar la senda para practicar,

ir por el camino guiados por el Espíritu.

Solo así podrán cumplir con lo que les pide Dios

y entrar en el buen camino de creer en Dios.

Nadie conoce el camino del Espíritu Santo.

Casi nadie lo ve con claridad.

Casi nadie hace caso ni se lo toma en serio.

Si ignoran la obra del Espíritu, la fe que tienen será en vano.

Esto es porque no hacen todo lo que pueden

para cooperar con Dios o cumplir Su voluntad.

La senda del Espíritu lleva a un más claro

entendimiento de Su palabra, sin confusiones.

Para esto, hay que obrar en armonía con Dios,

encontrar la senda para practicar,

ir por el camino guiados por el Espíritu.

Dios obró en ustedes, el Espíritu los conmovió,

pero no se toman Su obra en serio.

Deben de volver y de caminar por donde el Espíritu los guía.

La senda por la que el Espíritu Santo guía

significa esclarecer el espíritu,

conocer la palabra de Dios, ver la senda con claridad,

entrar en la verdad, conociendo más a Dios.

La senda del Espíritu lleva a un más claro

entendimiento de Su palabra, sin confusiones.

Para esto, hay que obrar en armonía con Dios,

encontrar la senda para practicar,

ir por el camino guiados por el Espíritu.

Solo así podrán cumplir con lo que les pide Dios

y entrar en el buen camino de creer en Dios.

Adaptado de ‘Una vida espiritual normal guía a las personas por el camino correcto’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 392 Las personas deben creer en Dios con un corazón temeroso de Dios

Siguiente: 394 Debes anteponer la creencia en Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

31. Ceñirse al deber

Nunca pensé que el sufrimiento fuese una forma de bendición de Dios. Sólo después de saber de la experiencia de mi hermana, me di cuenta de que el refinamiento del sufrimiento es una manifestación verdadera del amor de Dios.

Capítulo 16

Desde una perspectiva humana, Dios es tan grande, tan abundante, tan maravilloso, tan insondable; a los ojos de las personas, las palabras...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp