Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

506 Sigue la senda guiada por el Espíritu Santo en tu fe

1 Todos habéis recorrido una parte muy pequeña de la senda de un creyente en Dios, y aún tenéis que entrar en el camino correcto, así que seguís estando lejos de lograr el estándar de Dios. Justo ahora, vuestra estatura no es adecuada para satisfacer Sus exigencias. A causa de vuestro calibre, así como de vuestra naturaleza corrupta innata, siempre tratáis a la obra de Dios con descuido y no la tomáis en serio. Esta es vuestra mayor deficiencia.

2 Además, sois incapaces de encontrar la senda del Espíritu Santo. La mayoría de vosotros no lo entiende ni lo puede ver con claridad. La mayoría de vosotros tampoco presta atención a este asunto, y menos aún se lo toma en serio. Si os seguís comportando así, y no conocéis la obra del Espíritu Santo, la senda que toméis como creyentes en Dios será inútil. Esto se debe a que no hacéis todo lo que podéis para procurar cumplir la voluntad de Dios, y a que no cooperáis bien con Él. No es que Dios no haya obrado en ti, o que el Espíritu Santo no te haya conmovido. Es que eres tan descuidado que no tomas en serio la obra del Espíritu Santo. Debes cambiar las cosas de inmediato, y recorrer la senda guiada por el Espíritu Santo.

3 Esta “senda guiada por el Espíritu Santo” consiste en que las personas obtengan esclarecimiento en su espíritu, tengan conocimiento de la palabra de Dios, consigan claridad sobre la senda que tienen por delante, sean capaces de entrar en la verdad paso a paso, y lleguen a entender más y más a Dios. La senda guiada por el Espíritu Santo es principalmente que las personas tengan un entendimiento más claro de la palabra de Dios, libre de desviaciones y errores, de forma que puedan caminar por ella. Con el fin de lograr este efecto, os será necesario trabajar en armonía con Dios, encontrar una senda correcta para poner en práctica, y recorrer el camino guiado por el Espíritu Santo. Esto concierne a la colaboración por parte del hombre; es decir, cómo hacéis para lograr cumplir con las exigencias que Dios os pone, y cómo os comportáis para entrar en el camino correcto de creer en Dios.

Adaptado de ‘Una vida espiritual normal guía a las personas al camino correcto’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:¿Cuál es el propósito de tu búsqueda?

Siguiente:Dios quiere verdadera obediencia del hombre