Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

101 Debes anteponer la creencia en Dios

I

Si deseas creer,

si quieres ganar a Dios y Su satisfacción,

si no soportas el dolor ni haces el esfuerzo,

no conseguirás ninguna de estas cosas.

Muchas prédicas oíste,

pero eso no significa que hayas hecho tuyas esas palabras.

Debes absorberlas, transformarlas

en algo que te pertenezca a ti.

Sólo ganarás de la creencia en Dios,

para ti es lo primero en la vida,

más importante que comer o beber,

que la ropa o cualquier otra cosa en tu vida.

II

Aplica estas palabras a tu vida, a tu existencia,

deja que te guíen en tu forma de vivir,

le den significado y valor a tu vida,

y habrá merecido la pena oírlas.

Si Sus palabras no mejoraran ni dieran valor a tu vida,

no tendría sentido escucharlas, no.

Sólo ganarás de la creencia en Dios,

para ti es lo primero en la vida,

más importante que comer o beber,

que la ropa o cualquier otra cosa en tu vida.

III

Si sólo crees cuando tienes tiempo,

incapaz de centrar tu atención en tu creencia,

si siempre te las arreglas con lo que hay y estás hecho un lío,

no ganarás nada, oh, nada.

Sólo ganarás de la creencia en Dios,

para ti es lo primero en la vida,

más importante que comer o beber,

que la ropa o cualquier otra cosa en tu vida.

Sólo ganarás de la creencia en Dios,

para ti es lo primero en la vida,

más importante que comer o beber,

que la ropa o cualquier otra cosa en tu vida,

que la ropa o cualquier otra cosa en tu vida,

que la ropa o cualquier otra cosa en tu vida,

cualquier otra cosa en tu vida.

Adaptado de ‘Dios mismo, el único X’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El único deseo de Dios

Siguiente:Imitar al Señor Jesús