Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

25. Para quién debe vivir el hombre

I

Sin saber por quién debo vivir.

Ahora tengo por fin la respuesta.

Vivía sólo para mí buscando fama y reputación.

Bonitas palabras yo decía a Dios,

pero sólo a mí mismo me seguía.

Futuro y destino guiaban mi fe, sin ninguna verdad ni realidad.

Rituales y reglas confinaban mi fe;

en mí sólo el vacío encontré.

No podía vivir como ser humano, no merecía el amor de Dios.

II

Mi corazón despertó diciéndome que debo devolver a Dios Su amor.

Me odio a mí mismo porque no tuve conciencia,

negué a Dios y rompí Su corazón.

Nunca consideré el corazón de Dios;

ni hice ningún caso a Sus palabras.

Sin ninguna conciencia y sin juicio,

¿cómo puedo ser un hombre de verdad?

El juicio de Dios me hace ver que era corrupto por Satán.

El malvado mundo llena de tentación;

un creyente debe elegir la verdad.

Querido Dios que tanto me amas,

que haces lo posible por salvarme.

¡Lo que has hecho por mí lo recordaré!

Nunca jamás lo olvidaré.

Cuidaré el corazón de Dios. Perseguiré por siempre la verdad.

Me esforzaré, lo daré todo por Dios,

me sacrificaré y le devolveré Su amor.

Me sacrificaré y le devolveré Su amor.

Anterior:Voy por el camino real de la vida

Siguiente:Dios práctico, mi corazón te pertenece

También podría gustarte