189 Un despertar por medio del juicio

1 Durante todos esos años en que creía en el Señor, sólo me concentraba en explicar las teorías de la Biblia. Nunca obedecía las palabras ni los mandamientos del Señor. Trabajaba duro pero era sólo para obtener recompensas y mejorar mi estatus. Vivía en el pecado pero aún así esperaba ser arrebatado al reino de los cielos tras la llegada del Señor. Tras recibir el juicio de las palabras de Dios, desperté de mi sueño. Veo que soy feo, despreciable y muy corrupto. Hablo sobre doctrinas sólidas y presumo de mí mismo en todos lados. Me adorno con doctrinas para engañar a los demás y a mí mismo. No vivo la realidad de las palabras de Dios y no tengo semejanza humana. Camino por el sendero de los fariseos, pero aún así considero que soy leal. ¡Qué suerte he tenido de que el juicio de las palabras de Dios me haya despertado! Ahora veo lo profunda que es mi corrupción y que necesito el juicio y la purificación de Dios.

2 El juicio de Dios me permite ver con claridad la verdad de la corrupción de la humanidad. Estoy tan colmado de conceptos y elucubraciones sobre Dios. Soy capaz de traicionarlo en cualquier momento. Sin pruebas reveladoras, nadie sería capaz de ver su naturaleza con claridad. La humanidad está tan profundamente corrompida y no será purificada sin pasar por el juicio. El juicio de Dios revela por completo Su carácter justo. Dios decide el destino final de los hombres en base a si poseen o no la verdad. No importa cuánto sufran, no significa nada a menos que hayan obtenido la verdad. Solo al pasar por el juicio y obtener la verdad puede la gente ser elogiada por Dios. El que Dios use el juicio y el castigo para traer la salvación al hombre significa mucho. ¡Qué honor es conocer la santidad y la justicia de Dios! Es Su juicio el que me salva y despierta mi corazón. Estoy decidido a buscar la verdad y a vivir la realidad para atestiguar y dar gloria a Dios.

Anterior: 188 Estoy decidido a dedicarme completamente a Dios

Siguiente: 190 El juicio ha despertado mi corazón

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp