134 Ojalá esté siempre con Dios

1 Pronto volverás a Sion, y mi corazón se entristece mucho. Hay tantas palabras en mi corazón que quiero decirte, pero no sé por dónde empezar. Hay tantas deudas por saldar. No fui capaz de llevar a cabo mi deber bien y me arrepiento de ello. ¿Quién iba a pensar que el tiempo volaría así? Las lágrimas de remordimiento caen sin cesar. He disfrutado mucho de Tu amor y mi corazón está angustiado porque no lo he podido retribuir. ¡Oh, Dios! Te vas, ¿cómo podría permitir que te fueras?

2 ¿Quién podría olvidar los sucesos del pasado? ¿Quién podría renunciar al apego de los viejos sentimientos? A menudo te has reunido con nosotros durante todos estos años, Tus palabras nos riegan y proveen en todo momento. Revelamos arrogancia, dureza y rebeldía; Tú nos podas, nos tratas, nos castigas y nos disciplinas. Nos has juzgado y castigado severamente muchas veces, y así se purifica nuestra corrupción. Has entregado tanta sangre de Tu corazón por nosotros. Solo así hemos cambiado de esta manera. Buscaré la verdad y cumpliré con mi deber bien. Me dedicaré a Ti para poder satisfacerte, aunque sea una vez.

3 Las lágrimas caen silenciosas por mis mejillas porque sé bien que no puedo persuadirte de que te quedes. Me quedo con arrepentimientos que nunca han sido remediados. Mi corazón está lleno de dolor y remordimiento. Aunque el tiempo que pasamos juntos fue escaso, Tu rostro y Tu voz están grabados en mi corazón. Pienso en Tu voz, anhelando Tu amor. Tu amor por el hombre que es fuerte y profundo. El maravilloso pasado se ha convertido en recuerdo, ¿cómo no iba a ser reacio a dejarlo ir? ¿Cómo podría olvidar tus sinceras enseñanzas? Solo puedo enterrar mi anhelo por Ti en lo más profundo de mi corazón. No sé cuándo volveré a encontrarte. Ojalá esté siempre contigo.

Anterior: 133 Debemos reunirnos de nuevo un día

Siguiente: 135 Anhelando a Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Capítulo 1

Ha llegado alabanza a Sion, y la morada de Dios ha aparecido. El glorioso y santo nombre, alabado por todos los pueblos, se difunde. ¡Ah,...

Capítulo 12

Cuando todas las personas prestan atención, cuando todas las cosas se renuevan y reviven, cuando cada persona se somete a Dios sin reparos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp