App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

10. Alabad a Dios, pues ha vuelto victorioso

Velocidad

10. Alabad a Dios, pues ha vuelto victorioso

I

En 6.000 años de Su labor, Dios ha mostrado muchas de Sus obras

para vencer a Satán y salvar a la humanidad.

Dios permite todo en el cielo, todo en la tierra y en el mar,

todas Sus criaturas vean Sus actos y poder sin igual.

La derrota de Satán hace que los hombres vean las obras de Dios,

que lo alaben y exalten Su sabiduría.

¡Que todo en la tierra, todo en el cielo,

todo en el profundo mar, le dé gloria, le dé gloria!

¡Que todo lo alabe, alabe Su gran poder!

¡Que todo alabe Sus obras,

grite Su santo nombre, grite Su santo nombre!

II

Esto prueba que Dios derrotó a Satán,

prueba que conquistó a Su enemigo.

La alabanza prueba que salvó, que salvó a la humanidad.

La creación lo alaba, derrotó a Su rival.

¡Triunfante llega el gran Rey vencedor!

¡Que todo en la tierra, todo en el cielo,

todo en el profundo mar, le dé gloria, le dé gloria!

¡Que todo lo alabe, alabe Su gran poder!

¡Que todo alabe Sus obras,

grite Su santo nombre, grite Su santo nombre!

III

La derrota de Satán hace que los hombres vean las obras de Dios,

que lo alaben y exalten Su sabiduría.

¡Que todo en la tierra, todo en el cielo,

todo en el profundo mar, le dé gloria, le dé gloria!

¡Que todo lo alabe, alabe Su gran poder!

¡Que todo alabe Sus obras,

grite Su santo nombre, grite Su santo nombre!

¡Que todo en la tierra, todo en el cielo,

todo en el profundo mar, le dé gloria, le dé gloria!

¡Que todo lo alabe, alabe Su gran poder!

¡Que todo alabe Sus obras,

grite Su santo nombre, grite Su santo nombre!

De “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios ha regresado victorioso

Siguiente:Cómo Dios gobierna sobre todas las cosas