17 Dios está sobre el trono

Dios Todopoderoso se aparece para obrar y pronunciar Sus palabras,

realizando el juicio de los últimos días y trayendo la Era del Reino.

Los elegidos de Dios somos elevados ante Él,

y todos nos postramos en adoración a Dios.

¡Dios está ahora sobre el glorioso trono!

¡Qué glorioso y qué hermoso es!

El Todopoderoso, el que es y fue, gobierna como Rey en la tierra.

Iluminando el mundo oscuro, las palabras de Dios, la luz verdadera.

Todas las naciones vendrán a la luz, se someterán ante Dios.

Dios se sienta en Su trono de gloria, disfrutando de Su reposo.


Las palabras de Dios nos otorgan agua de vida.

Comemos, bebemos las palabras de Dios, cara a cara con Él,

y por fin asistimos al banquete.

Dios nos separa del mundo corrupto.

Luego nos deshacemos de los lazos mundanos,

y comenzamos el entrenamiento del reino.

El Todopoderoso, el que es y fue, gobierna como Rey en la tierra.

Iluminando el mundo oscuro, las palabras de Dios, la luz verdadera.

Todas las naciones vendrán a la luz, se someterán ante Dios.

Dios se sienta en Su trono de gloria, disfrutando de Su reposo.


El juicio ha comenzado en la casa de Dios,

revelando la santidad y justicia de Dios.

El juicio y el castigo de Sus palabras

nos purifican y nos convierten en nuevas personas.

Dios Todopoderoso obra para salvarnos,

para que podamos cambiar y servir ante el trono de Dios.

El Todopoderoso, el que es y fue, gobierna como Rey en la tierra.

Iluminando el mundo oscuro, las palabras de Dios, la luz verdadera.

Todas las naciones vendrán a la luz, se someterán ante Dios.

Dios se sienta en Su trono de gloria, disfrutando de Su reposo.


Dios es sabio y todopoderoso en Su obra,

usando al gran dragón rojo para hacer el servicio.

Las palabras de Dios ahora nos muestran Su omnipotencia,

nos conquistan, hacen un grupo de vencedores.

Dios nos lleva a mantenernos firmes en el testimonio durante las dificultades.

Dios venció a Satanás y ganó toda la gloria.

El Todopoderoso, el que es y fue, gobierna como Rey en la tierra.

Iluminando el mundo oscuro, las palabras de Dios, la luz verdadera.

Todas las naciones vendrán a la luz, se someterán ante Dios.

Dios se sienta en Su trono de gloria, disfrutando de Su reposo.

Anterior: 16 Dios Todopoderoso, el Rey de la gloria

Siguiente: 18 La trompeta del juicio ha sonado

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro