142 Dios trata al hombre como a Su predilecto

I

Dios creó a la humanidad;

ya sea que se haya corrompido o si lo siguen a Él,

Dios trata a la humanidad como seres queridos,

o como el hombre diría, Sus predilectos.

La humanidad no es un juguete para Él.

II

Él es el Creador y el hombre, Su creación.

Y a pesar de esto,

lo que Dios hace por el hombre va más allá de su relación.

Dios ama a la humanidad,

la cuida y muestra al hombre Su preocupación.

Incansablemente, Él da a la humanidad,

nunca siente que sea un trabajo extra

ni necesita reconocimiento.

III

Él no siente que salvar a la humanidad,

sustentarla y dárselo todo sea una gran contribución.

Es sólo que, a Su manera, Su esencia, lo que tiene y es,

Él provee a la humanidad en silencio.

No importa cuánto el hombre obtenga de Él,

Dios no pide reconocimiento.

Está determinado por Su esencia; es fiel a Su carácter.


Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 141 ¿Quién puede entender el corazón de Dios?

Siguiente: 143 El carácter de Dios es grande y noble

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro