App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

86. Cuán importante es para el hombre el amor de Dios

I

La escena de la Biblia de “El mandato de Dios a Adán”

conmueve y reconforta.

La imagen describe a Dios a solas con el hombre;

la relación entre ambos es tan íntima

que empezamos a sentir asombro y admiración.

II

El amor de Dios es desbordante,

sin reservas y envuelve al hombre.

El hombre, inocente y puro, sin preocuparse por atarlo,

vive en la dicha a los ojos de Dios.

Dios cuida al hombre, y el hombre vive bajo Sus alas.

Todo lo que el hombre hace está unido a Dios,

no se separa.

III

Desde el primer momento,

que Dios creó a la raza humana, la tuvo a Su cargo.

¿Qué clase de cargo es este?

Proteger al hombre y cuidarlo.

Y del hombre Dios espera confianza,

confianza y obediencia a Su palabra.

Fue lo primero que Dios esperó de la raza humana.

IV

Con esta primera esperanza, dijo Dios estas palabras:

“Puedes comer de cualquier árbol del jardín;

menos del árbol del conocimiento del bien y del mal,

de ese árbol no comerás;

si lo haces, seguramente morirás”.

Estas simples palabras, que son voluntad de Dios,

muestran que preocuparse por el hombre

ya estaba en Su corazón.

V

Con estas simples palabras,

vemos lo que hay en el corazón de Dios.

Amor, cuidado y atención, es algo que se siente.

Si eres una persona de conciencia y humanidad,

te sentirás acogido, cuidado y amado,

bendecido y lleno de felicidad.

VI

Cuando sientas esto, ¿cómo obrarás hacia Dios?

¿Te aferrarás a Él?

¿Acaso no crecerá el amor reverencial en tu corazón?

¿Se acercará tu corazón a Él?

Así vemos cuán importante es el amor de Dios para el hombre.

Pero es incluso más importante

que el hombre pueda sentir y comprender el amor de Dios.

De “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Cuando abres tu corazón a Dios

Siguiente:La compasión de Dios hacia la humanidad

También podría gustarte