108 Qué dicha es creer en Dios

Una vez fuimos una generación pervertida y decadente;

en el pasado causamos problemas a nuestros padres y enojamos a maestros.

Ahora, gracias a la fe, estamos en la verdadera senda con Dios.

Brillamos al buscar y practicar la verdad.

Los jóvenes somos la nueva generación;

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.


Ya no seguimos las modas

ni las luces de las discotecas,

no buscamos vanidad

ni los placeres de la carne.

No nos tienta el dinero ni el juego,

los romances tontos ni la lujuria, ni falsedades.

Ya no somos obstinados.

Oímos la voz de Dios, volvemos ante Él.

Ahora, gracias a la fe, estamos en la verdadera senda con Dios.

Brillamos al buscar y practicar la verdad.

Los jóvenes somos la nueva generación;

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.


Su verdad nos iluminó,

vemos lo hermoso y feo, bueno y corrupto.

nos purifican Sus palabras,

vivimos bien con Su verdad.

A diario leemos Sus palabras,

vivimos la vida de la iglesia.

Crecemos con el juicio y el castigo,

el trato y la poda de Sus palabras.


Hemos fallado, caído y llorado afligidos,

pero las palabras de Dios nos esclarecen.

Gracias a la luz de la palabra de Dios,

entendemos la verdad y somos libres.

Ahora, gracias a la fe, estamos en la verdadera senda con Dios.

Brillamos al buscar y practicar la verdad.

Los jóvenes somos la nueva generación;

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

V

Alabamos a Dios contentos,

hablando y viviendo felices con Dios.

Honestos, buscamos Su amor,

somos ingenuos, vibrantes, tranquilos.

Proclamamos y atestiguamos a Dios

con el corazón libre y feliz.

Vimos a Dios, sentimos Su amor.

La verdad da sentido a nuestras vidas.

Ahora, gracias a la fe, estamos en la verdadera senda con Dios.

Brillamos al buscar y practicar la verdad.

Los jóvenes somos la nueva generación;

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

Demos gracias a Dios Todopoderoso,

que nos dio el camino, la vida y la verdad.

Nadie es más hermoso que Dios Todopoderoso.

¡Los jóvenes siempre lo alabaremos!

Ahora, gracias a la fe, estamos en la verdadera senda con Dios.

Brillamos al buscar y practicar la verdad.

Los jóvenes somos la nueva generación;

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

Dios nos ama y bendice, somos tan felices.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Anterior: 106 Ganar el amor de Dios realmente trae felicidad

Siguiente: 109 La vida de un hombre nuevo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro