Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

33. Al fin puedo amar a Dios

I

Dios, Tu amor es sincero y puro. Tu corazón honesto y amable.

Nos has dado todo para pagar el coste de nuestra salvación.

Te amo y confío en Ti. Tiemblo en Tu presencia.

Me has ayudado en las pruebas. No quiero que me abandones.

Si me guías, puedo vivir en la luz.

Haré todo lo que pueda, aprenderé a amarte.

Contigo, he conocido Tu corazón.

Al fin puedo amarte, Dios. Al fin puedo hacerlo.

Al fin conozco Tu corazón y te amo, Dios.

II

Veo Tu encanto. Te conozco, práctico Dios.

Siempre me das agradables sorpresas,

y contigo he cosechado mucho.

Tú me das todo Tu amor. Mi tiempo contigo es tan precioso.

Tu tierno amor me ha despertado, te seré siempre fiel.

Si me guías, puedo vivir en la luz.

Haré todo lo que pueda, aprenderé a amarte.

Contigo, he conocido Tu corazón.

Al fin puedo amarte, Dios. Al fin puedo hacerlo.

Al fin conozco Tu corazón y te amo, Dios.

III

Tu palabra me guía y me lleva, me ayuda a renunciar a mi carne.

Me he rebelado tanto, pero Tu palabra me da vida.

Sé cómo ser fiel; cuando me pongas a prueba,

daré testimonio y dejaré todo para seguirte.

Si me guías, puedo vivir en la luz.

Haré todo lo que pueda, aprenderé a amarte.

Contigo, he conocido Tu corazón.

Al fin puedo amarte, Dios. Al fin puedo hacerlo.

Al fin conozco Tu corazón y te amo, Dios.

IV

Tú me das la verdad, mi camino es luminoso.

Sé lo que tienes y quién eres.

He sentido Tu amor constante.

Tu gracia me ha dado todo de lo que hoy disfruto.

Es difícil darte las gracias.

Si me guías, puedo vivir en la luz.

Haré todo lo que pueda, aprenderé a amarte.

Contigo, he conocido Tu corazón.

Al fin puedo amarte, Dios. Al fin puedo hacerlo.

Al fin conozco Tu corazón y te amo, Dios.

Anterior:Donde está mi hogar

Siguiente:Veamos quién da mejor testimonio de Dios

También podría gustarte