Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

31. Marchando por el Sendero del Amor a Dios

I

No me importa el camino frente a mí;

cumplir la voluntad de Dios es mi vocación.

Tampoco me importa mi futuro,

al elegir amar a Dios, seré fiel hasta el final.

No importan los grandes peligros y adversidades,

ni lo duro y arduo que el camino es,

con mi objetivo de alcanzar Su día de gloria,

todo abandonaré, lucharé para avanzar.

II

¿Has pensado lo tenso que está Dios?

¿Cómo cooperar con Dios, compartiendo Su ansiedad?

Debo considerar cómo reconfortar a Dios.

Al querer amar a Dios, me sacrifico a Él.

Es hora de que seamos fieles a Dios;

sufriremos por testimoniarlo.

Dios ha sufrido tanto por nosotros;

es tiempo de devolverle Su amor.

Hermanos y hermanas, levantémonos.

Nadie ni nada impedirá que amemos a Dios.

Abandona todo y sé fiel a Dios, para que pronto Él descanse.

Demos la bienvenida al día que Dios logre la gloria,

que Dios logre la gloria.

Anterior:Dios tiene las mejores intenciones

Siguiente:Donde está mi hogar

También podría gustarte