101 Si no me hubiera salvado Dios

Si no me hubiera salvado Dios, aún iría a la deriva por el mundo, luchando dolorosamente en el pecado, sin esperanza en la vida. Si no me hubiera salvado Dios, aún me pisotearían los diablos mientras disfrutaba de los placeres del pecado sin saber la senda de la vida humana. Dios Todopoderoso es misericordioso conmigo y Sus palabras me llaman. Oigo la voz de Dios, que me ha elevado ante Su trono. Cada día como y bebo las palabras de Dios, y he comprendido muchas verdades. Veo que la corrupción de la humanidad es muy profunda, realmente necesitamos la salvación de Dios. La verdad de Dios me purifica y salva. Una y otra vez me juzga y refina, y mi carácter de vida está algo cambiado. Al experimentar la justicia y santidad de Dios llego a comprender Su encanto. Soy capaz de temer a Dios, rechazar el mal y vivir con algo de semejanza humana. He visto a Dios cara a cara; probado Su amor verdadero. Por medio del juicio y castigo de Dios recibo Su salvación de los últimos días. Cumplo fielmente con mi deber, y mi corazón está feliz y tranquilo. Vivimos ante Dios mutuamente enamorados, con Su guía y bendiciones. Practico la verdad, obedezco a Dios, y vivo de verdad. La obra de Dios es real y viva. Dios es honorable y hermoso. En vista de Su benevolencia y amabilidad, quiero dedicarle mi vida. Buscaré la verdad, lo amaré por siempre; y cumpliré con mi deber para devolverle Su amor.

Anterior: 100 El amor de Dios espera

Siguiente: 102 Que Dios conmueva de nuevo nuestro espíritu

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

55. Mi liberación de las ataduras

Aunque esta vez para mí el hecho de ser reemplazada fue casi como morir y mi dolor era incomparable, me sirvió de pretexto para experimentar Tu gran amor y salvación para mí. De no haber sido reemplazada en esta ocasión, seguiría viviendo dentro de mi propia noción e imaginación, con la misma forma equivocada de hacer las cosas.

Dios mismo, el único II

El carácter justo de DiosAhora que habéis oído la enseñanza anterior sobre la autoridad de Dios, confío en que estéis equipados con una...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp