133 Que Dios conmueva de nuevo nuestro espíritu

I

¡Oh, Dios!

Que Tu Espíritu conceda la gracia sobre el pueblo en la tierra,

y así mi corazón se vuelva hacia Ti,

y así mi espíritu se conmueva,

y pueda ver Tu hermosura en mi espíritu y corazón,

y todos vean Tu belleza.

¡Oh, Dios!

Que Tu Espíritu vuelva a conmover nuestros espíritus,

para que nuestro amor sea eterno y no cambie nunca.

Vuelve a conmovernos, vuelve a conmovernos, Dios.

Para que nuestro amor sea eterno y no cambie nunca.

¡Oh, Dios!

II

Dios primero pone a prueba nuestro corazón.

Conmoverá nuestro espíritu al volcar el corazón a Él.

Sólo en el espíritu vemos que Dios es grande,

es hermoso y supremo.

Ese es el camino del Espíritu en el hombre.

¡Oh, Dios!

Que Tu Espíritu vuelva a conmover nuestros espíritus,

para que nuestro amor sea eterno y no cambie nunca.

Sí, vuelve a conmovernos, vuelve a conmovernos, Dios.

Para que nuestro amor sea eterno y no cambie nunca.

¡Oh, Dios! ¡Oh, Dios! ¡Oh, Dios!

Que Tu Espíritu vuelva a conmover nuestros espíritus,

para que nuestro amor sea eterno y no cambie nunca.

Sí, vuelve a conmovernos, vuelve a conmovernos, Dios.

Para que nuestro amor sea eterno y no cambie nunca.

¡Oh, Dios! ¡Oh, Dios! ¡Oh, Dios!

Anterior : 132 Conozcamos la belleza de Dios

Siguiente : 134 Soy tan feliz viviendo ante Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro