103 Alaba la nueva vida

¡Aleluya! ¡Dios Todopoderoso!

¡Te agradecemos y alabamos!

¡Aleluya! ¡Dios Todopoderoso!

¡Te adoramos para siempre!

Cristo de los últimos días ha aparecido,

Su palabra nos juzga, castiga y purifica,

y nos lleva hacia el camino correcto.

Vivo una nueva vida de amar a Dios.

Es bueno entender la verdad.

Deseché la corrupción, ¡y soy libre!

Todas las nociones y malentendidos se han aclarado,

mi desobediencia se ha transformado.

No hay más dolor ni perplejidad;

mi espíritu es libre

y canto alabanzas a Dios,

y canto alabanzas a Dios.


Las palabras de Dios son verdaderas, tan preciosas,

que limpian nuestras actitudes corruptas.

Asistimos a la banqueta, probando el amor de Dios.

¡Amaré a Dios hasta la eternidad!

Los hermanos y hermanas están juntos,

sin barreras ni distancia.

Con un corazón y un espíritu,

lo servimos a Dios y cantamos un canto de alabanza.

¿Quién no expresaría el afecto de su corazón?

¿Quién no expresaría el amor de su corazón?

Tú danzas para alabar a Dios,

yo aplaudo a tu lado,

yo aplaudo a tu lado.


Cantamos con corazones sinceros.

Dios Todopoderoso nos ha renovado

La vida decadente disapareció,

¡es tan feliz vivir ante Dios!

Practicar la verdad nos libera;

cumplimos nuestro deber y damos gloria a Dios.

Su pueblo disfruta la nueva vida,

amamos a Dios y vivmos en la luz.

Hemos transcendido a las cargas del mundo,

hemos transcendido a las cargas del mundo,

hemos transcendido a las cargas del mundo.

Nos amamos los unos a los otros, ¡somos tan adorables!

Nos amamos los unos a los otros, ¡somos tan adorables!

Anterior: 102 Que Dios conmueva de nuevo nuestro espíritu

Siguiente: 104 Vivo en la presencia de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro