206 El juicio de Dios es una bendición

1 ¡Oh Dios! Tú expresas la verdad para juzgar y purificar a la humanidad revelando Tu amor. Cuando expusiste la naturaleza humana con palabras estrictas, no entendí Tu corazón. Te entendí mal, dudé de Ti y te evité, lo que rompió Tu corazón. Fui demasiado tonto e ignorante para reconocer que la vida dentro de Tus palabras es preciosa. Muchas veces cuando me sentía débil y negativo, Tus palabras me dieron confianza y fortaleza. Muchas veces cuando fallé y tropecé, Tus palabras me levantaron de nuevo. Muchas veces cuando fui arrogante y desobediente, Tus palabras me juzgaron y despertaron mi corazón. Sólo ahora veo que Tus palabras son tan preciosas y que son la provisión de mi vida.

2 Tú pronuncias palabras, concediendo a la humanidad la verdad, el camino y la vida. Tú juzgas y purificas a la humanidad permitiendo que las personas obtengan vida, todo esto es Tu bendición. Al entender la verdad y desechar nuestra corrupción, podemos vivir en la luz. Al confiar en Tus palabras, nos mantenemos firmes durante la persecución, las dificultades, las pruebas y el refinamiento. Lloramos cuando fallamos y tropezamos, pero Tus palabras nos consuelan y nos guían. Al seguirte, al sufrir tribulaciones y pruebas, aunque hemos sufrido, hemos ganado la verdad. Nuestro carácter ha cambiado un poco, vivimos la semejanza humana, todo por Tu gracia. Tu palabra de vida siempre será el fundamento de nuestra existencia.

3 Tú eres la verdad, el camino y la vida, Tú abarcas todas las cosas, Tú provees todo. Tus palabras son toda la verdad, todas son necesarias en nuestras vidas. Tú pagas cualquier precio para purificarnos y perfeccionarnos. Tú, humilde y oculto, obras entre los hombres. Tu amor por la humanidad es tan profundo. Tu juicio es una bendición, lo hemos probado profundamente. Hemos disfrutado tanto de Tu amor que nunca podremos corresponder. Aunque hay sufrimiento en seguirte, hemos obtenido mucho. Hemos obtenido la verdad y la vida de Ti, te amaremos y daremos testimonio de Ti para siempre.

Anterior: 205 No dejaré arrepentimiento en mi corazón

Siguiente: 207 Nunca más me alejaré de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

80. Sólo el amor de Dios es real

Sin la salvación de Dios, mis ojos todavía estarían tapados y mis emociones atrapadas, pero experimentar la obra Dios me hizo entender la esencia de lo que significa “ayudarnos el uno al otro” y me mostró la verdad de la amistad, del amor, del cariño familiar. Vi que sólo las palabras de Dios son la verdad, y que solamente viviendo por las palabras de Dios podríamos escapar de la influencia de Satanás, y que sólo comportándonos de acuerdo con la verdad podríamos tener una vida significativa.

Capítulo 16

Hay tanto que deseo decir al hombre, tantas cosas que Yo tengo que contarle. Pero las habilidades de aceptación del hombre son muy escasas;...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro