197 Estoy decidido a busca amar a Dios

1 Solía pensar que abandonar todo y trabajar por Dios significaba que amaba a Dios. Aunque me perseguía el PCCh, nunca dudé. Mi familia me rechazaba y el mundo me calumniaba pero estaba dispuesto a dedicar mis años de juventud a Dios sin quejas ni remordimiento. Mientras fuese recompensado y elevado al reino de los cielos, todos los sufrimientos y las lágrimas valdrían la pena. Cuando pasé por las pruebas y se expuso mi fealdad, me volví negativo y débil, y lloré lágrimas de amargura. Al reflexionar sobre el sendero que tomé en mi creencia en Dios, finalmente me di cuenta de que sin la realidad de la verdad, no podría mantenerme firme.

2 Las palabras de Dios me revelaron la corrupta esencia de la humanidad y sólo entonces pude ver lo profundo de mi propia corrupción. Solamente trabajaba y me esforzaba con la expectativa de recibir algo de Dios a cambio; en realidad nunca lo amé, sino que simplemente intentaba engañarle para que me diera bendiciones. Era muy egoísta y engañoso y perdí mi humanidad, pero aún así Dios usó Sus palabras para juzgarme y purificarme. Caigo ante Dios arrepentido por lo que he hecho, soy tan indigno de recibir el amor de Dios. Estoy decidido a buscar el amor de Dios, tener consideración por Su voluntad; ¡ya no haré más planes ni reflexionaré sobre mi futuro o mi destino!

3 Pasar por pruebas y adversidades perfecciona mi fe. Veo que el comienzo de las pruebas es realmente una bendición de Dios. Aunque mi carne sufra, puedo sentir la realidad del amor de Dios; al practicar la verdad, mi corrupción es purificada. En la actualidad soy tan bendito de poder amar a Dios y dar testimonio de Él. Deseo emular a Pedro y busco amar a Dios con más profundidad. Estoy seguro de que Cristo es la verdad, el camino y la vida. Al entender la verdad y conocer a Dios, esta vida no es en vano. Obedecer lo que Dios dispone nunca puede ser un error. Mi deber es amar y obedecer a Dios eternamente.

Anterior: 196 Amar a Dios sin lamentos ni quejas

Siguiente: 198 Entiende la verdad y sé libre

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro