154 Mi amado, por favor, espérame

Sobre los árboles se alza la bella luna,

como mi amado, es tan hermoso.

Oh, mi amor, ¿dónde estás?

Mi llanto aflora, ¿lo puedes escuchar?

Eres Tú el que me da amor. Eres Tú el que se preocupa por mí.

Eres Tú el que siempre piensa en mí.

Eres Tú el que aprecia mi vida.

Luna, vuelve al otro lado del cielo.

No me hagas esperar más a mi amado.

Dile lo mucho que lo extraño y anhelo.

Y no te olvides enviarle mi amor, oh, todo mi amor.

Dos aves juntas vuelan lejos.

Quizás me traigan noticias de mi amado.

Prestadme, prestadme vuestras alas.

Regresaré volando a mi dulce hogar.

Compensaré a mi amado por Su inquietud.

Quiero decirle que triste no esté.

Responderé con lo que te agrada a Ti.

Y Tus esfuerzos no habrán sido en vano.

Quiero crecer, crecer muy rápidamente,

y liberarme de mi vida errante y triste.

Oh, mi amor, por favor, espérame siempre.

Me apartaré de los lujos de este mundo.

Compensaré a mi amado por Su inquietud.

Quiero decirle que triste no esté.

Responderé con lo que te agrada a Ti.

Tus esfuerzos no habrán sido en vano.

Tus esfuerzos no habrán sido en vano.

Anterior: 153 Nos regocijamos por la salvación de Dios

Siguiente: 155 Todas las naciones vengan a Tu luz

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro