155 Todas las naciones vengan a Tu luz

Tu abrazo amplio abres para acariciar en su queja a la humanidad.

¡Tus brazos agitas con fuerza y amor! ¡Tus ojos irradian luz!

Y Tu amor y clemencia nos sostienen, y aparece Tu gloriosa faz.

En este mundo tan corrupto, Tus rayos de luz ya están aquí.

Nuestro mundo muere, derrotado y maligno,

y ella clama al Salvador que vuelva otra vez.

¡Traes esperanza a la humanidad, y el fin a dos milenios de espera!

Tu abrazo amplio abres para acariciar en su queja a la humanidad.

¡Tus brazos agitas con fuerza y amor! ¡Tus ojos irradian luz!

Nuestro mundo muere, derrotado y maligno,

y ella clama al Salvador que vuelva otra vez.

Nuestro mundo muere, derrotado y maligno,

y ella clama al Salvador que vuelva otra vez.

¡Tú traes esperanza a la humanidad,

y el fin a dos milenios de espera, de espera!

Todas las naciones vengan a Tu luz, libres del sometimiento del maligno.

De la oscuridad seremos siempre libres

para alabar “¡Tu santo nombre por la eternidad!”.

Todas las naciones vengan a Tu luz, libres del sometimiento del maligno.

De la oscuridad seremos siempre libres

para alabar “¡Tu santo nombre por la eternidad!”.

Nuestro mundo muere, (Todas las naciones, vengan a Tu luz.)

(Libres del sometimiento del maligno.)

y ella clama al Salvador para que vuelva otra vez.

De la oscuridad, seremos libres, ¡para alabar por la eternidad!

Anterior: 154 Mi amado, por favor, espérame

Siguiente: 156 Mi amor por Dios nunca cambiará

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Dios mismo, el único VI

La santidad de Dios (III)El tema que compartimos la última vez fue la santidad de Dios. ¿A qué aspecto de Dios mismo corresponde Su...

87. La cruel tortura fortaleció mi fe en Dios

Las personas que viven bajo su dominio sólo pueden ser esclavizadas y engañadas por él, sin ningún tipo de libertad. Por otra parte, la palabra de Dios es la verdad, el camino y la vida. Las personas que viven bajo la palabra de Dios están viviendo en la luz y las bendiciones de Dios.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp