156 Mi amor por Dios nunca cambiará

1 Toda una vida de dificultades, vagando entre el viento y la lluvia. ¿Quién puede conocer el sufrimiento que Él atraviesa? En un cuerpo humilde, obra pacientemente pero el amor del hombre es difícil de obtener. Ha hablado innumerables palabras y la preocupación ha destrozado Su corazón, y, para salvar al hombre, se ha estado esforzado laboriosamente por décadas. El corazón de Dios, el amor de Dios... ¿Cuándo los entenderán verdaderamente las personas para poder consolar a Dios? Las palabras de Dios conquistan mi corazón; seguiré a Dios firmemente hasta el final. Prometo lealtad a Dios, mientras me quede aliento.

2 En las palabras de Dios, entiendo la verdad y sé cómo ser humano. En las palabras de Dios, me doy cuenta de todas las cosas; sólo la verdad es preciosa. Por grandes que sean las pruebas y tribulaciones, sólo deseo ganar la verdad. Amar a Dios es lo más importante. Cumpliré fielmente con mi deber y soportaré el sufrimiento final para testificar a Dios y glorificar a Él. Ofrezco mi corazón a Dios; sólo deseo retribuir Su amor. Las palabras de Dios me purifican. Mi amor por Dios nunca cambiará.

Anterior: 155 Todas las naciones vengan a Tu luz

Siguiente: 157 Hay un grupo de gente así

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

La Difusión del Evangelio del Reino de Dios Todopoderoso en China

En 1995, la obra de dar testimonio del evangelio del reino de Dios Todopoderoso comenzó formalmente en China Continental. Por medio de nuestra gratitud a Dios y con un amor que era verdadero, dimos testimonio de la aparición y de la obra de Dios Todopoderoso a los hermanos y hermanas en varias denominaciones y sectas. Poco esperábamos tener que someternos a la resistencia extrema y a la calumnia de sus líderes. Sólo podíamos venir ante Dios Todopoderoso para orar fervientemente, suplicando a Dios que obrara en persona. A partir de 1997 vimos la obra del Espíritu Santo en gran escala. Hubo un rápido aumento en la cantidad de miembros de las iglesias en varios lugares. Al mismo tiempo, ocurrieron muchas señales y maravillas y muchas personas en varias denominaciones y sectas regresaron a Dios Todopoderoso como resultado de recibir las revelaciones de Dios o de ver estas señales y maravillas. Si el Espíritu Santo no hubiera obrado, ¿qué podría hacer la gente? Esto nos hizo darnos cuenta de que, aunque entendíamos algunas verdades, no podíamos dar testimonio de Dios Todopoderoso solamente a través de nuestra fuerza humana. Después de que estas personas de diversas denominaciones y sectas aceptaron a Dios Todopoderoso, poco a poco se sintieron seguras de Dios Todopoderoso en sus corazones por medio de comer, beber y disfrutar de la palabra de Dios Todopoderoso y, después de un período de tiempo, se produjo en ellas una fe y obediencia genuinas. De esta manera, personas de todas las denominaciones y sectas fueron levantadas ante el trono y ya no esperaban “encontrar al Señor en el cielo” como lo habían imaginado.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp