423 No hay verdadero servicio sin verdadera oración

La oración no es ceremonial,

sino una comunión verdadera con Dios y con profundo significado.

Se puede ver en los que oran, que sirven directamente a Dios.

Si tomas la oración como ceremonia, no servirás bien a Dios.

Sin oración, no hay obra.

Orar trae servicio, trae obra.

Si eres un líder o alguien que sirve a Dios,

pero nunca has sido serio ni devoto al orar,

no conseguirás servir de este modo.

Si tus oraciones no son serias o verdaderas, Dios te ignorará.

El Espíritu Santo no obrará en ti.

Si tomas la oración como ceremonia, no servirás bien a Dios.

Sin oración, no hay obra.

Orar trae servicio, trae obra.

Si eres un líder o alguien que sirve a Dios,

pero nunca has sido serio ni devoto al orar,

no conseguirás servir de este modo.

Si oras y acudes a Dios con frecuencia,

eso demuestra que lo consideras Dios.

Si trabajas por ti y no oras, y a Sus espaldas haces esto y aquello,

estás haciendo las (no estás sirviendo a Dios) cosas a tu manera. (Estás condenado, ¿no?)

Parece que no has blasfemado a Dios

ni lo has perturbado, pero estás interrumpiendo.

Por naturaleza, te resistes a Dios.

Sin oración, no hay obra.

Orar trae servicio, trae obra.

Si eres un líder o alguien que sirve a Dios,

pero nunca has sido serio ni devoto al orar,

no conseguirás servir de este modo.

Adaptado de ‘El significado de la oración y su práctica’ en “Registros de las pláticas de Cristo de los últimos días”

Anterior: 422 Las oraciones sumisas y racionales son de suma importancia

Siguiente: 424 La mayor sabiduría es recurrir a Dios y depender de Él

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Apéndice: Capítulo 2

Cuando las personas contemplan al Dios práctico, cuando personalmente viven su vida, caminan codo a codo y residen con Dios mismo, dejan de...

4. A partir del sufrimiento se emite la fragancia del amor

Las palabras de Dios avivaron mi corazón y me hicieron entender que el dolor de la persecución que estaba sufriendo ahora por mi creencia en Dios tenía un valor y un significado inmensos. Entendí que Dios estaba usando este entorno de sufrimiento para mostrarme claramente la esencia de Satanás, enemistada con la de Él, de forma que yo fuera capaz de abandonarlo totalmente y volver así mi corazón de nuevo a Él y lograr un amor sincero por Él.

Práctica (4)

La paz y la alegría de la que hablo ahora no son las mismas que entiendes y en las que crees. Solías pensar que la paz y la alegría...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp