111 Dios es el Soberano del plan de gestión de seis mil años

Dios es el principio y el fin; es Él mismo quien pone en marcha Su obra

y, por tanto, debe ser Él mismo quien concluya la era anterior.

Esa es la prueba de Su derrota a Satanás y de Su conquista del mundo.

Cada vez que Él mismo obra entre los hombres, es el comienzo de una nueva batalla.

Sin el comienzo de una nueva obra no habría, naturalmente, la conclusión de la antigua,

y el que no concluya la antigua es prueba de que la batalla contra Satanás aún no ha llegado a su fin.

Solo si Dios mismo viene y lleva a cabo la nueva obra entre los hombres,

el hombre puede liberarse totalmente del campo de acción de Satanás

y obtener una nueva vida y un nuevo comienzo.

De lo contrario, el ser humano vivirá para siempre en la era antigua y bajo la antigua influencia de Satanás.


Dios hace Su obra.

Y la pone en movimiento.

Él hace que ocurra, y la concluye al final,

porque Él controla todo.

Dios hace Su obra.

Planea lo que hay que hacer.

Él lo maneja, hasta lo más mínimo,

y hace que dé su fruto.

Oh, en la Biblia, Dios dijo una vez:

Él es el principio, Él es el fin.

Él es Sembrador, también Segador.

Él es el principio, Él es el fin.

Él es Sembrador, también Segador.


Dios lo maneja todo.

Su plan reina seis mil años.

No hay hombre que obre como Él, lo controla todo.

Oh, en la Biblia, Dios dijo una vez:

Él es el principio, Él es el fin.

Él es Sembrador, también Segador.

Él es el principio, Él es el fin.

Él es Sembrador, también Segador.


Dios creó el mundo, y lo guiará a la luz.

Él concluirá esta era y completará Su plan.

Dios creó el mundo, y lo guiará a la luz.

Él concluirá esta era y completará Su plan.

Oh, en la Biblia, Dios dijo una vez:

Él es el principio, Él es el fin.

Él es Sembrador, también Segador.

Él es el principio, Él es el fin.

Él es Sembrador, también Segador. ¡Es Él!


Adaptado de ‘El misterio de la encarnación (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 110 La verdadera historia de las tres etapas de la obra de Dios

Siguiente: 112 Dios es el principio y el fin

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro