112 Dios es el principio y el fin

¿Por qué se encarna Dios? ¿Qué pretender hacer?

Que una era antigua cese y otra comience.

Como principio y fin,

Dios comienza Su obra, cesa una era antigua,

conquista al mundo y a Satanás.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.


Cada vez que Dios se encarna, comienza una batalla.

Sin la nueva obra de Dios, no puede concluir la antigua aún.

Y el que no haya concluido aún,

demuestra que la guerra con Satanás no ha terminado.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.


Sólo si Dios viene y hace una nueva obra,

Permitirá a la humanidad liberarse de Satanás y de su control.

De otra manera, no habría un nuevo comienzo, ni una vida nueva.

Condenados a la antigua era, en manos de Satanás.


Con cada nueva era, guiada por Dios,

una parte del hombre se libera.

La obra de Dios lo guía a la nueva era donde es libre.

Todo el que sigue a Dios comparte Su victoria.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.

El principio y el fin es Dios. Él es Sembrador y Segador.


Adaptado de ‘El misterio de la encarnación (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 111 Dios es el Soberano del plan de gestión de seis mil años

Siguiente: 113 El sentido de la gestión que Dios hace de la humanidad

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro