Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

752 Creer en Dios pero no ganar la vida lleva al castigo

1 Quizás hayas sufrido mucho en tu tiempo, pero ahora sigues sin entender nada; lo ignoras todo acerca de la vida. Aunque has sido castigado y juzgado, no has cambiado en absoluto y en lo profundo de ti no has obtenido vida. Cuando llegue el tiempo de poner a prueba tu obra, experimentarás una prueba tan ardiente como el fuego y una tribulación incluso mayor. Este fuego convertirá en cenizas todo tu ser. Como alguien que no posee vida, alguien sin una onza de oro puro en su interior, atascado aún en el antiguo carácter corrupto, y que ni siquiera puede hacer un buen trabajo siendo un contraste, ¿cómo puedes no ser eliminado?

2 ¿Qué utilidad tiene la obra de conquista para alguien que vale menos que un penique y no tiene vida? Cuando llegue ese tiempo, ¡vuestros días serán más duros que los de Noé y Sodoma! Tus oraciones no te harán ningún bien entonces. Una vez que ha finalizado la obra de salvación, ¿cómo puedes empezar de nuevo a arrepentirte? Una vez se haya hecho toda la obra de salvación, ya no habrá más de esta. Lo que habrá será el comienzo de la obra de castigo del mal. Tú te resistes, te rebelas, y haces cosas que sabes que son malas. ¿No eres el objetivo del duro castigo?

3 Yo te estoy explicando esto con todo detalle hoy. Si eliges no escuchar, cuando el desastre te sobrevenga más adelante, ¿no será demasiado tarde si sólo entonces empiezas a sentir remordimiento y a creer? Yo no recuerdo tus transgresiones pasadas hoy; te perdono una y otra vez, me aparto de tu lado negativo para mirar únicamente al positivo, porque todas Mis palabras y obra presentes tienen el propósito de salvarte y Yo no tengo malas intenciones hacia ti. Sin embargo, tú te niegas a entrar; no puedes distinguir el bien del mal y no sabes cómo apreciar la bondad. ¿No se empeña esta clase de persona simplemente en esperar ese castigo y esa retribución justa?

Adaptado de ‘La verdad interna de la obra de conquista (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Ser ganado por Dios depende de tu propia búsqueda

Siguiente:El arreglo de Dios del final del hombre