Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

53. El único Dios verdadero ha aparecido en la carne

I

Los truenos retumban,

sacudiendo los cielos.

¡Aparece el único Dios!

Es el Espíritu Santo, Su voz personal y Su testimonio,

como suena un trueno desde los cielos.

¡Amen! ¡Amen!

Afirmamos que Dios ha aparecido en la carne.

El Salvador volvió, montado en una nube blanca.

Vimos el rostro de Dios.

Es nuestra mayor bendición.

Las iglesias han ingresado ya,

y entrenan en el reino (en el reino),

sometidas a la obra de Dios.

¡Una oportunidad de salvación (salvación)!

El Dios verdadero aparece en la carne.

Hemos sido levantados ante el trono.

¡Amen! ¡Amen! ¡Amen! ¡Amen!

II

Mientras vivimos en la luz de hoy,

mientras más leemos Su palabra,

mayor realidad ganamos.

Con constante entrenamiento,

la vida de la iglesia apareció.

¡Apareció! ¡Amen! ¡Amen!

Dios Todopoderoso, queremos considerar Tu voluntad.

Estás buscando aquellos que seguirán lo que dices.

Queremos ofrecernos ante Ti, y para Ti,

y considerar Tus cargas y avanzar.

¡Amen! ¡Amen! ¡Amen! ¡Amen!

Las iglesias han ingresado ya,

y entrenan en el reino (en el reino),

sometidas a la obra de Dios.

¡Una oportunidad de salvación (salvación)!

El Dios verdadero aparece en la carne.

Hemos sido levantados ante el trono.

¡Amen! ¡Amen! ¡Amen! ¡Amen!

III

Las vistas del reino brillan por la eternidad.

Viven en la luz, un gozo sin comparación.

Glorificado es nuestro Dios, y Su reino viene a la tierra.

¡Amen! ¡Amen! ¡Amen! ¡Amen!

Anterior:Por siempre alabando y cantándole a Dios

Siguiente:El vínculo con Dios

También podría gustarte