155 Juro dar mi vida para seguir fielmente a Dios

1 Fui arrestado y perseguido por el PCCh por dar testimonio de Dios. Atrapado en la guarida de los demonios, yacía en el suelo helado. Usaron todo tipo de dispositivos para torturar mi cuerpo debilitado. Ser humillado por demonios hizo que morir pareciese preferible a vivir. Me sentí débil tantas veces, lloré de dolor, me atormentaron tantas veces, gemí de dolor. Sumido en el dolor y la desesperación, mi corazón lloró. No sabía si esa tortura y tormento terminaría alguna vez. Le oré tantas veces a Dios en la oscuridad total de la noche. Las palabras de Dios me dieron fe para mantenerme firme.

2 Pensé en ese tiempo maravilloso que pasé junto a Dios. Mi mente recordó ese tiempo feliz. ¿Cómo podría olvidarme del juramento que hice entonces, de ser la prueba victoriosa y de divulgar la fuerza del pueblo de Dios? Incluso si este dolor aún no ha desaparecido, sino que todavía persiste, incluso si los vendavales continúan soplando y las tempestades azotan repentinamente, incluso si muero tras despertar, deja que mi sangre elimine mi miedo sofocante. Con determinación, canté una canción victoriosa de triunfo para alabar a Dios y di testimonio rotundo para glorificar el nombre santo de Dios.

3 Tras pasar por pruebas y tribulaciones, finalmente desperté. Veo que Satanás es despreciable, cruel y malvado. Las llamas de la furia se han avivado en mi corazón. Juro dar mi vida para abandonar al gran dragón rojo y dar testimonio de Dios. Es un honor poder seguir a Cristo de los últimos días ahora. La aflicción liviana y temporal obran para obtener gloria sin igual. Con la palabra de Dios a mi lado, ya no me sentiré solo ni asustado. Con Dios guiándome durante las tribulaciones, yo avanzo caminando tranquilo. Durante las pruebas y las tribulaciones, estoy lleno de fe. Juro dar mi vida para seguir a Cristo hasta el final.

Anterior: 154 Una elección sin remordimientos

Siguiente: 156 La llamada del alma

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Prefacio

Aunque muchas personas creen en Dios, pocas entienden qué significa la fe en Él, y qué deben hacer para conformarse a Su voluntad. Esto se...

Capítulo 47

¡Dios Todopoderoso de justicia —el Todopoderoso—! En Ti nada está oculto en absoluto. Todos y cada uno de los misterios desde tiempos...

88. El juicio es la luz

¡Gracias al castigo y al juicio de Dios por salvarme y permitirme renacer! En mi camino futuro de creer en Dios no voy a escatimar ningún esfuerzo en ir tras la verdad, en recibir más castigo y juicio de Dios, y en despojarme por completo de las toxinas de Satanás para lograr la purificación, obtener un verdadero conocimiento de Dios y convertirme en una persona que ama a Dios genuinamente.

76. Sólo entrando yo mismo en la verdad puedo realmente ayudar a otros

Recordé este pasaje de la palabra de Dios: “Confía en Dios para resolver las dificultades que hay dentro de ti, deshazte de tu carácter caído, conoce tu verdadero estado y lo que debes hacer, y comunica más cosas que no entiendas. Es imperativo que llegues a conocerte. Primero trata tu enfermedad. Vive y actúa por Mis palabras por medio de comer y beber más y de descifrarlas”.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro