883 Solo cuando Dios se hace carne el hombre tiene la oportunidad de ser salvo

1 Un día, tus experiencias serán tales que entenderéis que la encarnación de Dios –la carne de la humanidad normal– es lo que la humanidad entera necesita. Cuanto más normal es la encarnación de Dios, Su humanidad y todo lo que Él revela, mayor es nuestra salvación, y cuanto más normales son, más son lo que necesitamos; si la encarnación de Dios fuera sobrenatural, entonces ninguno de nosotros –aunque fuéramos escogidos por Dios– podría ser salvo. Es precisamente debido a la humildad y escondimiento de Dios, a la normalidad y practicalidad de este Dios aparentemente común y corriente, que las personas tienen la oportunidad de alcanzar la salvación. En las personas existe desobediencia y la esencia del carácter satánico corrupto, y, debido a esto, se producen todo tipo de conceptos, confusiones y antagonismos; incluso ocurre que, como resultado de estos conceptos, las personas frecuentemente niegan a este Cristo y niegan Su humanidad normal, lo cual es un gran error.

2 Si deseas alcanzar la salvación completa, si deseas recibir la salvación de Dios y Su juicio y castigo, primero debes hacer a un lado tus distintas nociones y definiciones erróneas acerca de Cristo y Su humanidad normal; debes hacer a un lado tus distintas ideas y opiniones acerca de Cristo y debes encontrar una manera de aceptar todo lo que venga de Él. Solo entonces las palabras que Él pronuncia y las verdades que Él expresa encuentran cierta entrada en tu corazón y se vuelven tu vida poco a poco. Si deseas seguir a Cristo, debes aceptar todo lo que está asociado con Él; no debes estar en Su contra utilizando tus nociones para malinterpretarlo siempre y no deberías aferrarte a tus propias nociones y malinterpretarlo y dudar de Él constantemente o, incluso, resistirte y oponerte a Él. Con semejante actitud, solo puedes hacerte daño; no representa el más mínimo beneficio para ti.

Adaptado de ‘Solo si se corrigen las propias nociones es posible tomar el buen camino de la fe en Dios (1)’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior: 878 Cada paso de la obra de Dios es para la vida del hombre

Siguiente: 893 Dios otorga sin esperar recompensa la verdad y la vida a la humanidad

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro