882 Dios ha dado todo Su amor a la humanidad

1 ya sea Dios justo, majestuoso o iracundo, toda la obra que Él hace para la salvación de la humanidad proviene del amor. ¿Por qué se hizo Dios carne? Ya se ha dicho que Él no escatima esfuerzos para salvar a la humanidad. Por tanto, Su encarnación está dotada de todo Su amor, lo que os muestra el extremo al que llega la desobediencia del hombre hacia Dios, y que la situación es irremediable. A Él no le quedó otra elección que hacerse carne y ofrecerse a la humanidad. Dios nos ofrece todo Su amor.

2 Si no amara a la humanidad, no se habría hecho carne; más bien, habría lanzado un trueno desde los cielos, arrojando directamente Su majestad e ira y derribando al hombre. No habría sido necesario que Dios hiciera tal esfuerzo por hacerse carne; no habría tenido que pagar un precio tan alto ni sufrir una humillación tan excesiva. Este es un claro ejemplo. Prefiere sufrir dolor, humillación, abandono y persecución para salvar a los humanos; a pesar de la hostilidad del ambiente, los sigue conduciendo a la salvación. ¿Podría haber un amor más grande?

Adaptado de ‘El verdadero amor de Dios por la humanidad’ en “Registros de las pláticas de Cristo”

Anterior: 881 Dios se esfuerza enormemente para salvar al hombre

Siguiente: 884 El amor de Dios es el más real

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro