92 Dios Todopoderoso, amado hermoso

1 ¿Quién es supremo y honorable? ¿Quién desciende humildemente al lugar más bajo para salvar a la humanidad? ¿Quién habla con el hombre, hombro a hombro, y todas sus palabras son la verdad? ¡Oh, es nuestro querido Dios Todopoderoso, nuestro amado más hermoso! Tú hablas y obras entre nosotros, llevándonos a la Era del Reino. Comes con nosotros, te quedas con nosotros, y vives con nosotros. Estás con nosotros noche y día. Tus palabras disipan nuestros conceptos erróneos; y nos acercamos a Ti. Tu humildad y Tu reconditez son así para ser amados, Tu carácter es hermoso y bueno. Haces que la humanidad insignificante y arrogante se sienta avergonzada, sin un lugar donde mostrar su rostro. Hay mucho que amar de Ti; nuestro corazón rebosa de amor y admiración por Ti.

2 ¿Quién le da todo Su amor a la humanidad y prueba las vicisitudes del mundo? ¿Quién trabaja duro día y noche por el bien de la humanidad y lleva a cabo Su obra contra toda adversidad, año tras año? ¡Oh, es nuestro querido Dios Todopoderoso, nuestro amado más hermoso! Has sufrido tanta humillación, calumnia y blasfemia, tantos rumores y juicios, pero Tu deseo de expresar Tus palabras y salvar a la humanidad nunca ha cambiado. Has dado vueltas en la cama tantas noches, incapaz de dormir, preocupándote por nosotros y cuidándonos a cada momento. Al privarte del sueño y olvidarte de comer, haces un gran esfuerzo por nosotros, nunca piensas un momento en Tu propio sufrimiento. Cada paso de nuestro crecimiento se paga con la sangre de Tu corazón. Hay mucho que amar de Ti; nuestro corazón rebosa de amor y admiración por Ti.

3 ¿Quién da todo de Sí para salvar a la humanidad de los poderes oscuros? ¿Quién expresa millones de palabras para juzgar y salvar a la humanidad? ¡Oh, es nuestro querido Dios Todopoderoso, nuestro amado más hermoso! Siempre estás ahí, preocupándote por nuestra degeneración, preocupándote por nuestra debilidad. Tu juicio, revelaciones, reprensión y disciplina son para purificarnos. Cuando sufrimos refinamiento y dolor, Tu amor está con nosotros, y Tus palabras nos consuelan y nos guían. Ser juzgados, castigados, afligidos, y disciplinados una y otra vez nos permite cambiar. Que hoy podamos alcanzar la purificación es únicamente por Tu amor y salvación. Hay mucho que amar de Ti; nuestro corazón rebosa de amor y admiración por Ti.

Anterior: 91 Por amor

Siguiente: 93 ¿Por qué es tan difícil encontrar el amor verdadero en la tierra?

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

La visión de la obra de Dios (1)

Juan obró siete años para Jesús, y había allanado el camino cuando este llegó. Antes de ello, el evangelio del reino de los cielos tal como...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp