175 Tengo un dolor en lo profundo de mi corazón

1 Tengo un dolor en lo profundo de mi corazón. Cada vez que pienso en el pasado siento como si un cuchillo se clavara en mi corazón. Antes me resistía y blasfemaba contra Cristo. Creía en Dios pero no lo conocía y me le resistía. Atestigüé a Cristo expresar la verdad pero aún así lo rechacé. Soy igual a los fariseos. Nunca olvidaré esta lección escrita con sangre. Estoy lleno de eterno remordimiento y arrepentimiento.

2 Creí en el Señor durante años pero no buscaba la verdad. Me llené de conocimientos bíblicos sólo para presumir. Hablaba de teorías teológicas para hacer que otros me alabasen y admirasen. Trabajaba duro para recibir bendiciones y recompensas. Era egoísta y vulgar, nunca me importaba la voluntad de Dios. Daba a entender que complacía a Dios pero no practicaba la verdad. Juré mi lealtad a Dios con palabras pero no cumplía con mi deber. Era pío en apariencia pero no obedecía a Dios.

3 El juicio y el castigo de Dios me hacen postrarme en el suelo. Tiemblo de miedo cuando veo el carácter justo de Dios. Odio mi profunda corrupción e inhumanidad. He cometido demasiadas trasgresiones y le he roto el corazón a Dios. Dios me debería haber destruido hace tiempo por todo lo que he hecho. Sin embargo, Dios es paciente y tolerante conmigo, y me da una oportunidad de arrepentirme. Ver la salvación de Dios me llena el corazón de remordimiento. Estoy decidido a practicar la verdad y a vivir a semblanza de una vida humana. Estoy dispuesto a dedicar mi vida a Dios y a devolverle Su amor. Obedeceré a Dios y lo alabaré por siempre.

Anterior : 174 Reconoce que Cristo es la verdad por siempre

Siguiente : 176 El amor sincero de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

52. Experiencias sobre la práctica de la verdad

Los verdaderos practicantes de la verdad pueden practicar la verdad porque comprenden su propósito. Saben que practicar la verdad es lo que significa ser humanos, es una cualidad intrínseca a todo ser humano. Por tanto, no lo hacen para exhibirse; lo ven como un deber. Están dispuestos a atravesar penalidades y a pagar el precio; están desprovistos de intenciones y deseos personales.

Obra y entrada (1)

Desde que las personas empezaron a transitar por la senda correcta de la creencia en Dios, existen muchas cosas que todavía no les han...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro