App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

258 El camino necesario para temer a Dios y evitar el mal

Temer a Dios no significa

un gran terror, ni evadirse, idolatría o superstición.

En su lugar, temer a Dios es

admirar, confiar, apreciar, entender, cuidar y obedecer.

Es consagrarse, amar, adorar absolutamente,

compensar, entregarse sin quejarse.

I

Sin conocer genuinamente a Dios,

el hombre no puede admirar ni confiar ni entender,

ni puede realmente preocuparse ni obedecer,

sino que se llenaría de terror e inquietud,

de duda y malentendidos,

propenso a evadirse y queriendo evitar.

Sin conocer genuinamente a Dios,

no puede haber consagración y compensación,

y la humanidad no tendría adoración, ni entrega verdadera,

sólo idolatría ciega, nada más que superstición muerta.

II

Sin conocer genuinamente a Dios,

el hombre no puede obedecer, temer a Dios, evitar el mal.

Al contrario, todo lo que hacen estará lleno de rebelión y desafío,

lleno de acusaciones difamatorias,

juicios erróneos sobre Él

y con conductas malvadas opuestas a la verdad

y a lo que dicen las palabras de Dios.

Pero con confianza real en Dios,

sabrían cómo seguir y depender de Él.

Sólo así el hombre comprendería a Dios,

se preocuparía por Él.

III

Sólo con preocupación real por Dios

puede el hombre genuinamente obedecer.

Y de la obediencia fluirá la consagración genuina a Dios,

y de tal consagración real, la compensación incondicional.

Sólo así puede el hombre conocer la esencia de Dios,

Su carácter y quién es.

Cuando conoce al Creador,

puede despertar la verdadera adoración y entrega.

Sólo con estas puede el hombre abandonar el mal camino.

IV

Todas estas cosas constituyen todo el proceso

de “temer a Dios y evitar el mal”

y son también el contenido total de

“temer a Dios y evitar el mal”.

También es el camino que debe ser recorrido

para convertirse en alguien que teme a Dios y evita el mal.

Adaptado de ‘Conocer a Dios es el camino hacia el temer a Dios y apartarse del mal’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Cómo deberías tratar tus propias palabras y acciones

Siguiente:Cómo ser perfeccionado