735 El camino necesario para temer a Dios y evitar el mal

Temer a Dios no significa un gran terror,

ni evadirse, idolatría o superstición.

En su lugar, temer a Dios es

admirar, confiar, apreciar, entender, cuidar y obedecer.

Es consagrarse, amar, adorar absolutamente,

compensar, entregarse sin quejarse.

Sin conocer genuinamente a Dios,

el hombre no puede admirar ni confiar ni entender,

ni puede realmente preocuparse ni obedecer,

sino que se llenaría de terror e inquietud,

de duda y malentendidos,

propenso a evadirse y queriendo evitar.

Sin conocer genuinamente a Dios,

no puede haber consagración y compensación,

y la humanidad no tendría adoración, ni entrega verdadera,

sólo idolatría ciega, nada más que superstición muerta.

Sin conocer genuinamente a Dios,

el hombre no puede obedecer, temer a Dios, evitar el mal.

Al contrario, todo lo que hacen estará lleno de rebelión y desafío,

lleno de acusaciones difamatorias, juicios erróneos sobre Él

y con conductas malvadas opuestas a la verdad

y a lo que dicen las palabras de Dios.

Pero con confianza real en Dios,

sabrían cómo seguir y depender de Él.

Sólo así el hombre comprendería a Dios, se preocuparía por Él.

Sólo con preocupación real por Dios

puede el hombre genuinamente obedecer.

Y de la obediencia fluirá la consagración genuina a Dios,

y de tal consagración real, la compensación incondicional.

Sólo así puede el hombre conocer la esencia de Dios,

Su carácter y quién es.

Cuando conoce al Creador,

puede despertar la verdadera adoración y entrega.

Sólo con estas puede el hombre abandonar el mal camino.

Todas estas cosas constituyen todo el proceso

de “temer a Dios y evitar el mal”

y son también el contenido total de

“temer a Dios y evitar el mal”.

También es el camino que debe ser recorrido

para convertirse en alguien que teme a Dios y evita el mal.

Adaptado de ‘Conocer a Dios es la senda para temer a Dios y apartarse del mal’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 734 Es probable que desafíes a Dios cuando le haces exigencias

Siguiente: 736 Sólo temiendo a Dios puede el mal apartarse

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

22. Finalmente he aprendido cómo cumplir con mi deber

Después de contemplar estas palabras, finalmente me di cuenta: resulta ser que los títeres y los traidores que huyen del gran trono blanco no sólo se refiere a los que se apartan de esta senda. Más importante aún, se está refiriendo a los que siguen a Dios pero no valoran estas verdades, a las personas que siempre las evaden, que buscan una nueva salida fuera de estas verdades, que no están dispuestas a someterse al castigo y juicio de Dios y a buscar que Dios las purifique.

Capítulo 6

Las personas quedan estupefactas cuando leen las declaraciones de Dios y piensan que Él ha llevado a cabo una gran obra en el ámbito...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp