App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

810 Sólo los que practican la verdad pueden dar testimonio durante las pruebas

Si deseas ser firme en el futuro,

buscar la satisfacción de Dios

y seguirle hasta el final,

debes construir una base sólida,

practicar la verdad en todo

y tener presente Su voluntad.

I

Si mantienes esta práctica, una base se hará en ti.

Dios inspirará tu corazón, fe te dará, lo amarás.

Un día, cuando vengan pruebas,

podrás sufrir algo de dolor y un pesar devastador,

pero tu amor por Dios no cambiará.

Incluso más profundo será.

Esa es la bendición de Dios.

Si deseas ser firme en el futuro,

buscar la satisfacción de Dios

y seguirle hasta el final,

debes construir una base sólida,

practicar la verdad en todo

y tener presente Su voluntad.

II

Si aceptas las palabras y la obra de Dios

con un corazón obediente,

recibirás la promesa de Dios,

sin duda serás bendecido por Dios.

Si hoy no practicas,

cuando un día vengan las pruebas

no tendrás fe, no tendrás amor.

Las pruebas serán una tentación.

Caerás en la trampa de Satanás,

no tendrás forma de escapar.

Cuando viene una prueba pequeña,

tal vez puedas mantenerte firme.

Pero si sucede una prueba mayor,

tal vez no puedas hacerlo.

Si deseas ser firme en el futuro,

buscar la satisfacción de Dios

y seguirle hasta el final,

debes construir una base sólida.

Si deseas ser firme en el futuro,

buscar la satisfacción de Dios

y seguirle hasta el final,

debes construir una base sólida,

practicar la verdad en todo

y tener presente Su voluntad.

Adaptado de ‘Sólo amar a Dios es realmente creer en Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Sólo temiendo a Dios puede rechazarse el mal

Siguiente:Las personas deben creer en Dios con un corazón temeroso de Dios