App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

510 El propósito que la fe del hombre en Dios debería tener

I

Creer en Dios es ver Su palabra como la realidad de tu vida

y conocer a Dios por Su palabra

para conseguir amarlo de verdad.

Para dejarlo más claro:

Creer en Dios es para que puedas obedecer y amar a Dios

haciendo el deber de las criaturas de Dios.

Este es el propósito de creer en Dios.

Lograr entender Su hermosura,

la reverencia que se merece

y cómo Él obra para salvar y perfeccionar a Sus criaturas;

esto es lo mínimo que debe tener tu fe en Dios.

Creer en Dios no debería ser algo que sólo haces

para ver los prodigios y señales,

ni sólo por el beneficio de tu carne.

Es buscar conocer a Dios

y ser capaz de obedecerlo hasta la muerte,

como hizo Pedro.

Esto es lo que se debe conseguir.

II

La fe en Dios es sobre todo cómo tu vida cambia

de la vida en la carne a una de amar a Dios,

de una vida en lo natural a una vida en el ser de Dios.

Es salir del campo de acción de Satanás

para que Dios te cuide y te proteja,

consiguiendo obedecer a Dios

y desobedeciendo a la carne.

Es dejar que Dios se gane tu corazón,

permitirle que te perfeccione

y librarte de la corrupción del carácter satánico.

La fe en Dios es sobre todo para que

Su poder y gloria se manifiesten en ti.

Creer en Dios no debería ser algo que sólo haces

para ver los prodigios y señales,

ni sólo por el beneficio de tu carne.

Es buscar conocer a Dios

y ser capaz de obedecerlo hasta la muerte,

como hizo Pedro.

Esto es lo que se debe conseguir.

Es para que el poder y la gloria de Dios se manifiesten en ti,

para que hagas Su voluntad

y que hagas cumplir el plan de Dios;

así podrás dar testimonio de Dios ante Satanás.

Adaptado de ‘Todo se realiza por la palabra de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Principios de acción para creyentes

Siguiente:Cómo entrar en la realidad de las palabras de Dios